Las declaraciones de Chenoa sobre sus problemas para ser madre han dado mucho que hablar. La cantante acudió a ‘El Show de Bertín‘ y se rompió al explicar los escollos que ha encontrado en el camino para cumplir uno de sus sueños. Quedarse embarazada para ella hasta ahora ha sido un reto imposible de alcanzar, sin embargo, ha terminado aceptando esta situación. «He tenido problemas de endometriosisNo es algo me que haya traumado. Soy una tía muy ubicada con el dolor y todo lo pongo en su sitio». Una enfermedad inflamatoria que afecta al 10% de las mujeres en edad reproductiva y de la que han hablado sin ningún pudor otros rostros conocidos como Sara Sálamo. La actriz, de hecho, ha intentado visibilizarla con el fin de promover su investigación y ha sido tras hacerlo cuando se ha convertido en madre hasta en dos ocasiones. Precisamente de su experiencia, Chenoa puede conocer alguno de los consejos que a ella en su caso le han servido.

Chenoa 3
© Canal Sur.

Tanto en redes sociales como en diferentes entrevistas, la pareja de Isco Alarcón ha sido preguntada por este problema de salud. Tras explicar que ser diagnosticada de esta enfermedad fue un duro y largo proceso, Sara Sálamo dijo que quería ser madre joven, planes que le impedían operarse inmediatamente, pues eso restaba muchas probabilidades de convertirse en madre. Además, comentó que ella había apostado por la vitrificación de óvulos, lo cual en su caso le permitía ser «precavida para cuando llegara el momento no llevarse sorpresas desagradables». «Al final, preservar y planificar tu fertilidad es como tener una red de seguridad. Nunca está de más y te puede evitar un disgusto», añadió la canaria. No tuvo que usarlos, pero tenerlos para ella fue absolutamente tranquilizador, ya que una de las consecuencias es la esterilidad y así te lo advierten los médicos.

Aunque después de muchos dolores y visitar a expertos, llegó a pensar que no iba a poder ser madre, la vida terminó sorprendiéndola. «Los médicos te preparan para ser consciente de que a lo mejor no puedes ser madre. Cuando vi el positivo en el test, me puse a llorar, no sabía si para bien o para mal o del susto porque me costó mucho gestionar que realmente hubiera llegado», confesó. Sara no daba crédito cuando se quedó embarazada por primera vez y es que estuvo muchos años pensando que podía ser una quimera para ella. «Yo pensaba que no iba a poder tener hijos, pero he tenido suerte. Se sabe muy poco de la enfermedad y se habla muy poco. Sobre todo en España. Y no lo entiendo. Quizá por puritanismo, porque cuando algo tiene que ver con el órgano reproductor no se quiere hablar, como si diera vergüenza», dijo hace algún tiempo. Eran mucho los obstáculos, pero Sara ha sido madre junto a Isco hasta en dos ocasiones. No obstante, cabe señalar que Chenoa además de endometriosis ha padecido principio de cáncer de útero y ha tenido quistes.

sara-sálamo
© Redes sociales.

Otro de los aspectos que Sara Sálamo ha revelado al hablar en público de este asunto que tanto le ha preocupado a lo largo de su vida es su alimentación. La transformó y hasta el momento han sido muchos los cambios que ha experimentado. «Soy vegetariana desde hace cuatro años. Lo cierto es que desde pequeña ya no comía nada que tuviera forma animal. Por ejemplo, me comía una pechuga de pollo o una hamburguesa, pero no me comía un muslo de pollo porque si veía que era un animal, era incapaz de comérmelo. Siempre he tenido esa idea en mi cabeza y hace cuatro años decidí ya cambiar la alimentación por completo y mejoró mucho mi endometriosis», reveló.

Pero ¿cómo se enteró Sara de que padecía esta enfermedad? Prepararse para una carrera fue la antesala para conocer lo que llevaba años sucediéndole. «Hay muchas mujeres que no pueden hacer vida normal a diario, los dolores son horribles. Yo, por ejemplo, me enteré porque iba hacer una carrera de 10 km y me empecé a entrenar y era incapaz de hacer ejercicios aeróbicos, me caía al suelo del dolor de ovarios. Desde muy pequeña tenía que faltar a clases por el dolor que tenía», comentó la propia Sálamo.