¡¡¡¡Hola!!! Estamos de vuelta en menos de 24 horas. Increíble, pero cierto. Nos hemos ido de viaje a Pamplona para pasar el día con los Reyes, donde tienen varios actos previstos. El primero, esta mañana, con la inauguración del congreso Arquitectura: cambio de clima. Había muchas expectativas por aquello del cambio de aires y salida de los entornos palaciegos habituales… pero me parece que el estilo de la Reina hoy no convence. ¿Por qué?

letizia

Letizia

Ha llevado la falda gris con fondo de topos rosas de Hugo Boss (219 euros), que estrenó el pasado 27 de mayo para inaugurar la Feria del Libro. Es un modelo de línea A de algodón y viscosa con sutiles fibras de metal. Muy femenino, cierto, pero me retrotrae a unos tiempos pasados de Letizia que me apetecen menos. Los de sus primeros años como Princesa de Asturias, cuando trataba de encontrar su estilo. Entiendo que hay que cambiar, pero sigo prefiriendo una falda lápiz, que además a ella le sienta fenomenal.

hugo boss

Pero la falda no es el problema. Solo. La blusa, rosita clara, muy ligera, incluso transparente en las mangas, cortas y abullonadas, con un gran botón de cierre, y finas jaretas en el frente y la espalda, además de detalle en el cuello, tampoco ayuda. Es un doble impacto: todo junto acaba por resultar demasiado fino, demasiado femenino, demasiado romántico… ¡Y encima con moño! Lo cual conduce a un peligro inevitable: parecer cursi, o repipi.

Letizia
Letizia ha vuelto a recurrir al moño y a uno de sus pendientes preferidos de Tous.
letizia
Tras la conferencia, ya por la tarde, los Reyes han recorrido la fábrica de Volkswagen, que celebra su 50 aniversario.

Ha sido la única variación respecto al estreno, pues también ha lucido la misma cartera de mano del asturiano Felipe Prieto y los mismos zapatos de estampado de serpiente de Magrit. Podría haber roto el hechizo y realzado el conjunto con estos complementos, pero tampoco.

Letizia

Aquel día en El Retiro llamó poderosamente la atención lo ajustado del top (también de Hugo Boss), que le marcaba las formas de mujer, por decirlo suavemente. Pues bien, sin gustarme esa prenda para esta falda, al menos esta combinación tenía algo de riesgo. La de hoy es simplemente sosa.

letizia

letizia

Las prendas no están mal por separado, pero así juntas no encajan, no enamoran, no nada… Bueno, sobrellevando esta decepción después de unos estilismos que, para bien o para mal, ofrecían debate, os dejo hasta muy pronto. Un pequeño paso en falso que esperemos que se resuelva mañana en su encuentro con Michelle ObamaIn Her We Trust!

P.D: «Repipi» es un adjetivo que se refiere más bien a los niños cuando hablan o se comportan como mayores, y suenan afectados, pedantes. En este caso lo utilizo en el sentido del estilo algo remilgado.

letizia
¡Nos vemos mañana!