De la felicidad absoluta a la decepción más dolorosa. Tamara Falcó está viviendo una auténtica montaña rusa de emociones tras haber roto con Íñigo Onieva, con quien se iba a casar y con quien ha roto su compromiso al confirmarse que ha sido infiel a la hija de Isabel Preysler. Ella no quiere saber nada de él, le ha fulminado en redes sociales y, además, tal y como ha podido comprobar SEMANA en sus últimas imágenes, se ha quitado el anillo de compromiso. La marquesa de Griñón se ha quitado la alianza, dejando claro así que su ruptura es un hecho y que, por su parte, su boda no irá hacia adelante.

Vídeo: Europa Press

Las imágenes captadas este fin de semana justo cuando abandonaba la casa que tiene alquilada en el barrio de Justicia de Madrid, revelan que Tamara ya no tiene el espectacular anillo en su dedo. Una joya cuyo coste supera los 14.500 euros y que pertenece a una firma italiana de lujo llamada Repossi. Según nos explicaron desde una empresa de joyeros, los tres diamantes simbolizan la trinidad: cabeza, cuerpo y mente, así como el pasado, presente y futuro. Paradojas de la vida solo unos días después ya no hay ni presente ni futuro en común, al menos de momento.

En este vídeo en el que se demuestra que Tamara Falcó ha tomado una drástica decisión en lo que respecta a su anillo, el cual representaba el compromiso que habían formado. En este vídeo que te mostramos en este artículo se puede ver a Tamara completamente descompuesta y es que no es para menos, pues ha descubierto que la deslealtad que Íñigo le negó hasta la saciedad era cierta. Tal ha sido su cabreo que ha borrado la publicación en la que gritó al mundo lo feliz que estaba con su boda y con el giro tan bonito que había dado su historia de amor, la cual comenzó hace aproximadamente dos años.

Tamara Falcó
Europa Press

Tamara Falcó no ha perdonado al que iba a ser su marido. A pesar de que emitió un comunicado en el que pedía disculpas a Tamara y a toda su familia, estas palabras no han sido suficientes para que ella pueda pasar página. «Pido disculpas por no haber sido honesto y pido perdón a Tamara y a su familia públicamente. Estoy completamente enamorado de Tamara y es la mujer de mi vida, por lo que me duele enormemente haberla hecho daño«, ha dicho, sin embargo, para la empresaria parece que no hay vuelta atrás. Quiere mirar hacia el futuro e intentar no pensar en todo lo que está atravesando.