Tamara Falcó lleva dos días instalada en casa de su madre, Isabel Preysler, en la exclusiva urbanización Puerta del Hierro, en Madrid. Después de dejarse ver sin anillo y con el rostro serio mientras paseaba a los perros este pasado fin de semana en las inmediaciones de su piso en pleno centro de la capital, la ‘influencer’ ha buscado el apoyo de su madre y también de su hermana Ana Boyer, que viajaba desde Catar junto a sus hijos a Madrid de manera urgente. Ahora se ha conocido un dato más sobre su el momento que atraviesa Tamara: ha dado unos días a Íñigo Onieva para que abandone el piso en el que vivían juntos.

La hija de Isabel Preysler pide a Íñigo Onieva que se vaya de casa

tamara-falco-2
Gtres.

La relación está más que rota. Tamara Falcó no ha podido más con la presión mediática que ha provocado el vídeo de la infidelidad de su novio, con el que llevaba dos años, y está preparada para empezar una nueva etapa en su vida, alejada del empresario. Mientras Íñigo recoge sus pertenencias de casa de Tamara, esta se está refugiando en casa de su madre, con la que tiene una relación de lo más cercana.

Ha sido un fin de semana de lo más complicado para Tamara Falcó. Desde que diera la noticia de su compromiso en redes sociales, han pasado muchas cosas. Un vídeo en el que se veía a Íñigo siendo infiel a Tamara hacía saltar las alarmas. El empresario acudía con su chica a una boda el pasado viernes y en ese momento desmentía la infidelidad asegurando que ese vídeo pertenece a 2019, algo que finalmente se comprobaba que era falso.

El vídeo de la traición con beso incluido

Íñigo Onieva
Redes sociales

Después de la presión mediática, este daba el paso de reconocer la infidelidad a través de un comunicado: «En los vídeos difundidos aparezco en una actitud inaceptable, de la cual estoy absolutamente arrepentido y destrozado por ello. Pido disculpas por no haber sido honesto y pido perdón a Tamara y a su familia públicamente. Estoy completamente enamorado de Tamara y es la mujer de mi vida, por lo que me duele enormemente haberle hecho daño», declara el empresario.

Íñigo Onieva, con la finalidad de protegerse, termina diciendo en el comunicado algo que ha sido muy criticado, ya que está fuera de lugar: «Para evitar mayores perjuicios a Tamara y a nuestras familias, pido que no se continúe difundiendo imágenes que puedan afectar a nuestro derecho a la intimidad y se abstengan de publicar informaciones que están afectando a nuestra privacidad».

Ya no hay boda

tamara-falco-destacada
Redes sociales.

La expareja ha roto su relación después de haberse confirmado la infidelidad y ya no habrá boda el próximo 17 de junio. De hecho, el primer movimiento que hizo Tamara tras reconocerse la infidelidad fue borrar de su Instagram la foto en la que anunciaba emocionada su compromiso con el empresario. En esta instantánea mostraba orgullosa el anillo con el que la impresionaba su ya exnovio.

¿Qué edad tiene Tamara Falcó?

40 años.