A punto de volver a ponerse al frente de ‘Espejo Público’, la presentadora disfrutar de sus últimos días de desconexión en un paraje especial.


Susanna Griso está apurando sus últimos días de vacaciones antes de volver a la carga y ponerse al frente de ‘Espejo Público’. La presentadora se ha enfrentado a su primer verano tras su separación de Carles Torras de la forma más especial y con unos planes muy distintos. Aprovechando la ocasión para hacer turismo nacional, completamente desconectada y centrada en recargar las pilas, Griso está pasando unos días en La Graciosa, su paraíso particular.

Redes sociales

Susanna Griso ha hecho partícipe a sus seguidores en redes sociales de su verano más especial. Con las vacaciones a punto de finalizar y a pocos días de volver a ‘Espejo Público’, la presentadora está recargando pilas en La Graciosa. Despreocupada y frente al mar, la periodista reconocía que estaba en su particular paraíso disfrutando de las postales veraniegas que le estaban dejando estos momentos tan especiales. En su tour por Canarias, la presentadora ha programado unos días de relax y total desconexión en uno de los parajes naturales más espectaculares de la zona. «No importa cuántas veces visites la Montaña de Fuego, siempre impresiona», explicaba tras su visita a Lanzarote.

A lo largo de las últimas semanas, Susanna Griso no ha estado quieta. Antes de sus días de desconexión en La Graciosa, la periodista drisfrutaba del encanto de Menorca y se dejaba seducir por los rincones inhóspitos de la isla. «Doblas la esquina y te encuentras por sorpresa con la escrutadora mirada de Dalí», aseguraba. Previamente, y a la espera de la nueva temporada televisiva, la presentadora hacía acto de presencia en la Gala Starlite de Málga y allí hacía hincapié en que estaba pasando por una de las etapas más dulces de su vida.

Un momento marcado por la improvisación y por el disfrute de las pequeñas cosas: «No sabes nunca sabes lo que va a pasar y no puedes hacer planes de nada y en el programa nos pasa lo que os pasa a vosotros, que a veces fallan unos y otro día te falla otro». A lo largo de estas semanas, lo cierto es que Susanna Griso ha estado muy bien acompañada, especialmente por Simba, su perro, sobre el que bromeaba y aseguraba, entre risas, que le obligaba a despertarse a las 7 de la mañana todos los días.

Su verano especial en medio de su nueva etapa

El pasado mes de diciembre, SEMANA publicó en exclusiva la noticia de la separación de Susanna Griso. La presentadora de ‘Espejo Público’ se separaba de su marido, el también periodista Carles Torras, después de 23 años de relación. La pareja decidía poner fin a su matrimonio después de casi un cuarto de siglo juntos y tres hijos en común. Los dos primeros, Jan y Mireia, son hijos naturales; la pequeña, Dorcette, adoptada, llegó a la familia en el año 2018. Tras ocho años en proceso de adopción daban la bienvenida a la familia a una niña de Costa de Marfil.