El tenista ha celebrado su 34 cumpleaños trabajando, pero ha recibido una sorpresa por parte de los alumnos de su academia que nunca olvidará.


Este 3 de junio es una fecha clave en el calendario de Rafa Nadal. Pero no porque tenga que jugar ningún partido importante, sino porque celebra su cumpleaños. El tenista español cumple este miércoles 34 años, y lo hace en Palma de Mallorca, su tierra natal, donde ha pasado estos días de cuarentena con su pareja, Xisca Perelló, y toda su familia.

La academia que tiene en la isla, hasta donde se puede ya dirigir para trabajar, le ha preparado una gran sorpresa. «? + @rafaelnadal = ? The players of the #RafaNadalAcademy gave Rafa a special (and sweet?) surprise! ? HAPPY BIRTHDAY! ? [Los jugadores de la Academia de Rafa Nadal le dan al tenista una especial y dulce sorpresa. Feliz cumpleaños»]», han escrito desde el Instagram de la academia junto a un vídeo del momento tan emotivo que ha vivido el tenista.

En una de las pistas de tenis con la que cuenta la academia, se han colocado jugadores en las gradas, respetando, eso sí, la distancia de seguridad de dos metros entre ellos. Rafa Nadal ha entrado en la pista. En ese momento, los jóvenes jugadores se han puesto a cantar el ‘Cumpleaños feliz’ en inglés. Muy emocionado, Rafa no ha parado de sonreír.

Se ha acercado hasta una mesa que había en el centro de la pista, donde había una tarta que imitaba la tierra batida de las pistas de tenis. Además, en chocolate, su símbolo y algunas bolas de tenis con un efecto que parecía que estaban manchadas de la tierra batida de las pistas.

Su primer cumpleaños casado

Es el primer cumpleaños que celebra tras su boda. Rafa y Xisca Perelló, su novia de toda la vida, cumplieron seis meses de casados el 21 de abril. La pareja se dio el ‘sí, quiero’ en la finca Sa Fortalesa en octubre de 2019 en Palma de Mallorca, su tierra natal, después de 14 años de noviazgo.

El tenista es muy reacio a hablar de su vida privada, pero en uno de sus últimos directos en Instagram, Rafa ha confesado que le gustaría ser padre dentro de poco: «Disfruta tus noches mientras no tienes hijos», le explicaba Murray en la videollamada. La respuesta de Nadal no dejaba lugar a dudas. Empieza a picarle el gusanillo de la paternidad: «Me gustaría estar en esa situación dentro de no mucho tiempo. ¡Nunca se sabe!».

Ha sido entonces cuando Rafa ha reconocido que «los hijos te ayudan a organizarte un poco mejor en las rutinas, porque los que no los tenemos nos acostamos más tarde». Y es que ahora que está confinado en su hogar, Nadal disfrutar de películas y series en streaming.

No ha podido jugar al tenis durante la cuarentena

«No estoy jugando al tenis. No tengo una pista en casa y la verdad es que lo echo un poco de menos» ha admitido. Aunque no juega, «estoy haciendo mis rutinas físicas. Llevo más de un mes en casa trabajando en el gimnasio. Desde el gimnasio de mi academia me han podido traer algunas máquinas cuando empezó la cuarentena. Intento trabajar un poco por la mañana y por la tarde, y mantenerme ocupado y en forma», ha contado a su legión de ‘followers’ en la redes sociales.

El mallorquín cree que lo importante en estos momentos no es la actualidad deportiva, sino la salud. Sabe que todo esto pasará. Su fórmula para sobrellevar esta retirada forzosa de los estadios y campus deportivos es la pasión que siente por el tenis. «Mi motivación es fácil de entender. Amo lo que hago y me siento muy afortunado por haber vivido las experiencias que he vivido gracias al tenis. Quiero seguir haciendo lo que me gusta. Me gusta estar fuera, me gusta jugar, me gustan las competiciones. Solo quiero seguir estando saludable y seguir estando listo para regresar en cuanto pueda. Intento dar lo mejor de mí», ha confesado.

Como no podía ser de otra manera, Nadal está llevando el aislamiento en su domicilio con total deportividad. Al mal tiempo ha decidido poner buena cara. Hasta se ha animado a poner a prueba sus habilidades culinarias y preparar recetas para su mujer. Desde su casa de Mallorca ha tratado de pasar los días de la mejor manera.

Su lado más solidario

El jugador está ayudando, en la medida de lo posible, a quienes lo están pasando mal. «No hemos parado desde la fundación de buscar formas de ayudar a las familias que están sufriendo los efectos de esta pandemia. Les damos ayuda alimenticia y de higiene para asegurarnos de que no les falta de nada en este período de alta dificultad. Trabajamos para ayudarles en todo lo que necesiten, seguimos en contacto con ellas para saber que están atendidas», detallaba en sus redes.