Soraya Arnelas y Miguel Ángel Herrera disfrutan ya de la presencia de su hija Olivia en casa y cuentan a SEMANA cómo están siendo estos días.


Soraya Arnelas y su pareja, Miguel Ángel Herrera, acaban de recibir la mejor de las noticias. Y es que se han convertido en padres por segunda vez, tal y como ha podido saber SEMANA en exclusiva. La pequeña Olivia ya está en casa junto a la pareja y su hermana mayor. La cantante dio a luz en el hospital San Rafael de Madrid en la calle Serrano de Madrid. Nació por cesárea y pesó 2,700 kg. Miguel Ángel pudo estar en todo momento junto a Soraya, incluso en el quirófano.

Tal y como comentan Soraya y su pareja a esta revista, Olivia es una «muñequita preciosa. Es una bebé muy buena y tranquila», dicen con emoción. Están siendo unos días increíbles para toda la familia, que lleva unos días ya disfrutando de la presencia de la bebé Olivia en su casa. La llegada de la pequeña convierte a Manuela en hermana mayor. Aunque todavía es pronto, serán las mejores compañeras de juego.

Hace apenas unos días, Soraya Arnelas compartía una imagen de ella misma, en la que mostraba que su barriga había dejado de tener ombligo. Con una insólita imagen, la cantante compartía cómo ha cambiado su cuerpo a raíz de su avanzado estado de gestación.

Hace unos días compartía cómo había cambiado su cuerpo

Soraya Arnelas embarazo
© Redes sociales.

«¡Sin ombligo! ¡Sin ombligo!«, exclamaba Soraya Arnelas divertida junto a una imagen en la que la podíamos ver recostada en la cama con ropa cómoda y mostrando su barriga de embarazada a pocos días de dar a luz. La que fuera concursante de ‘Operación Triunfo’ ha estado disfrutando de este bonito momento y ha aprovechado cada segundo para inmortalizar todos y cada uno de los cambios que ha experimentado su cuerpo durante su segundo embarazo.

El pasado mes de junio, Soraya compartía con SEMANA en exclusiva que estaba esperando un bebé. De esta forma, ella y su pareja cumplía un sueño, justo cuatro años después de nacer Manuela. Eligieron esta revista para anunciar la gran noticia y no dudaban en recibirnos en su nueva casa, que la han reformado con mimo. «Estamos muy contentos porque por fin podemos cumplir el sueño que queríamos de ampliar familia. Llevábamos mucho tiempo buscándolo. Viene una hermanita y no nos lo esperábamos. Yo quería niño, pero tengo que reconocer que una niña va a ser mucho mejor para Manuela, porque van a poder jugar juntas. Yo tenía la sensación de que iba a ser un niño y ha sido toda una sorpresa», declaraba emocionada.

No dudó en confesar el motivo que le llevaba a decantarse por querer un niño. «Porque Manuela es una niña tan especial para nosotros y para toda la familia, que de alguna manera, como madre, no quería hacerle sombra con una hermana. Yo quería que fuera mi única niña», decía Soraya sincera. Ahora, meses después de anunciar esta gran noticia, la familia disfruta de la presencia de la pequeña Olivia que ha llenado de felicidad a sus padres y también a su hermanita, ya consciente de lo que significa tener un miembro más entre ellos.