Sara Carbonero está viviendo su año más complicado después de que a mitad de mayo le diagnosticaran cáncer de ovario y tuviera que ser operada para extirparle el tumor. La periodista ha finalizado su tratamiento de quimioterapia preventivo con buenas noticias y se ha escapado al campo para disfrutar de un fin de semana de lo más relajado.

Sara Carbonero retoma una de sus aficiones preferidas tras acabar con el tratamiento

La periodista está disfrutando de unos días de descanso y ha hecho una escapada, junto a su familia, para descubrir los rincones más naturales de Portugal y alejarse así de la rutina. «Yo solo pido pausa y tú me das ojos de huracán«, era la frase de una canción de Izal que Carbonero ha elegido para describir la imagen. En ella podemos ver cómo disfruta de la tranquilidad del campo.

La periodista ha disfrutado al máximo de este fin de semana rural por tierras portuguesas. Sin embargo, los que se lo han pasado en grande han sido los más pequeños. Sus hijos, Martín y Lucas, y los de sus amigos, estaban encantados tocando a los caballos que había al otro lado de una verja.

Sin lugar a dudas, ha elegido el mejor escenario para darse un chute de energía para volver con fuerza a la rutina diaria. Hace apenas unos días se confirmaba que Sara Carbonero había recibido buenas noticias por haber llegado al fin del tratamiento después de uno de los peores veranos de su vida. Ahora solo tiene que seguir sometiéndose a las revisiones periódicas con el fin de estar controlada. Tanto ella como Iker Casillas están deseando que pase este duro año, a pesar de que encuentran el uno en el otro un gran apoyo para pasar los momentos tan complicados viviendo. Asimismo, sus hijos, Martín y Lucas, son el gran motor para que la pareja siga luchando hasta el final.