Sara Carbonero ha desvelado cómo se enfrenta a los cambios que han llegado a su vida, entre los quye, por supuesto está su relación con Kiki Morente.


Sara Carbonero hace unas semanas desveló encontrarse en un buen momento. La comunicadora explicó que estaba feliz e ilusionada, siendo poco después cuando publicamos en SEMANA sus primeras imágenes junto a Kiki Morente. Su cita romántica en la capital trascendió gracias a las fotos que te mostramos en nuestra revista, imágenes que confirmaban que su historia marchaba viento en popa. Según pudo saber este medio, la pareja cenó en un restaurante que cuenta con muy pocas mesas, por lo que pudieron disfrutar de privacidad. Están contentos y se están dejando llevar, ya que se entienden a la perfección. Días más tarde este reportaje que tanto dio que hablar, Sara Carbonero ha roto su silencio para hablar de pasado, presente y futuro.

La que fuera presentadora de ‘Informativos Telecinco’ ha explicado qué es para ella imperdonable en su día a día. Sara Carbonero no soporta que la gente le mienta, por pequeña o piadosa que sea esa mentira. «Yo llevo fatal la mentira, y lo sabe la gente que me rodea(…) Creo mucho en la confianza y si se pierde, se pierde todo», ha dicho la periodista en ‘Harper’s bazaar’. Tampoco está de acuerdo con aquellos que abogan por la sinceridad cuando ni siquiera son preguntados, de hecho, ella insiste en que siempre antes de hablar debes tener claro que «mejorarás el silencio». Considera innecesario que el que tiene en frente le diga lo primero que se le pase por la cabeza sin filtro alguno y, de este modo, pretende que más de uno se lo piense antes de hablar.

No es el único asunto que ha tratado, pues Sara Carbonero también ha hablado de su enfermedad. Superar un cáncer de ovarios justo después de que a Iker Casillas le diera un infarto se le hizo muy cuesta arriba, tanto que se volvió «hipersensible». Le cambió absolutamente la vida y la escala de prioridades hasta tal punto que solo deseaba que todo volviera a su cauce. «Me volví hipersensible, todo lo disfruto mucho más e hice un crecimiento personal bastante importante (…) Lo que peor he llevado es el sufrimiento, no mío, sino el de lo que más quiero en el mundo, mi familia; el miedo. Tenía ganas de que todo se colocara y marchara bien, que es como está marchando. Lo positivo ha sido eso, que todo sigue, todo va bien», ha comentado Carbonero.

Instagram

Ahora Sara no tiene reparo alguno en reconocer que su vida está en calma y que solo deja en su vida a gente que le suma, no al contrario. «Ahora estoy feliz, estoy conociendo a muchísima gente, estoy en un buen momento, estoy disfrutando. Ha sido un verano atípico, me he intentado llenar de lo bueno y de personas que me hacen sentir bien. Vivo los momentos con mucha intensidad, he aprendido a hacerle caso a las señales de mi cuerpo, a la gente que te aporta y ver a los que no, cuando te quitan un poquito la energía, cuando te suma», explica la periodista.