Rocío Carrasco ha revelado cómo vivió ella cuando Antonio David Flores fue acusado de apropiarse de dinero siendo Guardia Civil en Argentona.


Antonio David Flores fue destinado a Argentona como Guardia Civil, sin embargo, jamás pensó que ese sería su última ciudad como tal. Hace más de dos décadas fue acusado de apropiarse junto a otro guardia civil de 50.000 pesetas, cobradas a un turista francés en metálico por superar los límites de velocidad. Según se ha comentado, no le dieron su correspondiente recibo, por lo que denunció el hecho ante las Autoridades y se inició una investigación interna por la que fue multado, suspendido en funciones y condenado a arresto domiciliario, una situación que ha recordado Rocío Carrasco en ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’.

«Estaba en arresto domiciliario que se salta en varias ocasiones. Íbamos a comer a un restaurante para comer en la plaza del pueblo y ahí había varios adolescentes que tenían como 13 años o 14 que estaban jugando a la pelota. Lo vieron y como ya había salido en prensa empiezan a increparle y le llaman ladrón. Yo en ese momento veo que son niños y le dije ‘¿qué haces?’, pero yo en el fondo pensaba por qué tienen que llamarle eso si no era ningún chorizo«, ha explicado Rocío Carrasco. En ese instante, se lanzó a por ellos, lo que de nuevo le puso en el disparadero, pues volvió a ser denunciado una vez más. Y es que el padre de uno de ellos era un alto cargo, algo que él desconocía según la hija de Rocío Jurado. «Les agrede físicamente con tan mala suerte de que el que agrede es hijo de su cabo del cuartel de la Guardia Civil. Este chaval y su padre le denuncian y le cae otra condena. Otra vez de arresto domiciliario. Soy yo…Cuando sale la condena soy yo la que le digo que se vaya, que le van a largar mañana, que cause baja y se vaya. Está condenado por un delito de malversación de caudal público. Seguramente no era la primera vez», ha continuado.

Telecinco

Al parecer, el turista al que le cobraron 50.000 pesetas, era «amigo de un teniente de Barcelona», por lo que tras hablar con él denunció este hecho que tanto dio que hablar. «Por aquel entonces, la prensa estaba muy encima», ha continuado. Este momento marcó un antes y un después en su vida y así lo reflejó que cambiara totalmente de profesión y, desde entonces, se centrara en la crónica social. Eso sí, cabe señalar que las versiones de ambos sobre este día son completamente dispares. Antonio David Flores se justificó el pasado año y comentó qué es lo que había sucedido entonces según él. «Al poner la denuncia los boletines que teníamos no eran los de tráfico, ya que éramos guardias rurales», por lo que se pusieron en contacto con la Guardia Civil para que le dijeran el procedimiento a seguir. «Cuando llegamos al cuartelillo llamamos por teléfono a la Guardia Civil de Tráfico para explicar lo que había pasado», ha asegurado. Al estar esta gestión mal realizada, tenían que buscar al turista francés, pero al no dar con él, el dinero fue depositado en el juzgado. «Si nosotros hubiéramos querido quedarnos con ese dinero no habríamos llamado a Tráfico. En aquella época 25.000 pesetas tampoco me habría supuesto una gran diferencia con la vida que ya tenía», ha revelado.