La influencer Rocío Osorno ha anunciado el fracaso de su matrimonio con el político de Vox, Coco Robatto, y desvela los motivos reales de sus discusiones que han dinamitado su relación hasta hacer la convivencia un infierno


Rocío Osorno ha dinamitado el 2020 y ha anunciado el final de su matrimonio con el político y senador de Vox por Andalucía, Coco Robatto. Después de un año y medio de casados, la pareja ha decidido comenzar el 2021 emprendiendo caminos por separado y es que, tal y como ha confesado la influencer en sus redes sociales, ha llegado el desamor a su vida y desea comenzar el año nuevo con una vida nueva, como viene diciéndose tradicionalmente, pero que en su caso será una realidad. Y es que el último día del año ha sido el elegido para anunciar a sus más de 1,3 millones de seguidores que regresa a la soltería, tras emprender las acciones legales que disolverán su matrimonio del político.

Pero Rocío Osorno no se ha limitado exclusivamente a dar la mala noticia del fracaso de su matrimonio tan solo un año y medio de jurarse amor eterno, sino que también ha querido sincerarse con sus seguidores y explicarles los motivos que le han empujado a tomar tan drástica decisión. Y es que, aunque pareciese que su vida era un camino de color de rosa, donde todo es luz y amor, lo cierto es que los problemas irreconciliables de la pareja eran tan fuertes que su convivencia se había convertido en un auténtico calvario. Así lo ha querido explicar la propia Rocío Osorno en una publicación aparecida en su cuenta personal de Instagram.

“Quiero terminar el año siendo 100% sincera con vosotros, ya que habéis sido partícipes de todo lo que ha ocurrido en mi vida en estos últimos años y entiendo que me preguntéis por el tema. Prefiero ser yo quien lo cuente antes de que empiecen a circular rumores de todo tipo, ya sabemos cómo son las redes sociales”, comenzaba a explicar Rocío Osorno para contextualizar el final de su matrimonio con Coco Robatto, el hombre al que le juró amor eterno hace tan solo un año y medio y del que se separa ahora sin intención de dar un paso atrás. Y es que las diferencias que les separa parecen ser más fuertes que lo que les une. Un balance doloroso, pero necesario en su objetivo vital de perseguir la felicidad y la plenitud.

Desde hace unas semanas se viene hablando de una posible crisis entre Rocío Osorno y Coco Robatto, alimentado en las redes sociales por rumores y siendo una pregunta constante en los comentarios de las fotos que la influencer comparte en sus redes sociales. No importa si la foto muestra su último modelito, los regalos que le hacen las firmas o cómo ha decorado su casa por Navidad, el tema de su crisis matrimonial siempre regresaba a la actualidad y ahora ha sido ella la encargada de confirmar la mala noticia: su matrimonio ha fracasado y en 2021 iniciarán un proceso de separación que les haga andar cada uno por su propio camino, siempre paralelo por la existencia de dos hijos que siempre les mantendrá unidos.

“Coco Robatto y yo ya no estamos juntos. Ha sido una decisión tomada por ambas partes. Estos últimos meses hemos tenido muchas discusiones, ya que somos personas muy diferentes de forma de pensar y eso al final va mermando una relación hasta llegar a este punto”, explica Rocío Osorno con valentía, dejando claro que los pensamientos políticos y personales del senador de Vox por Andalucía se alejan mucho de sus propios principios personales. Y es que la influencer ha sido ampliamente atacada por sus seguidores por unir su imagen a un partido al que muchos ven con miedo, por sus extremas propuestas sociales, que pasan por minimizar la importancia de la mujer en la sociedad y la discriminación de minorías como los inmigrantes, los homosexuales y todos aquellas que no sigan el camino recto y exclusivo que ellos imponen.

“Para los que os preocupáis por mí, estoy bien, muy tranquila, tengo la cabeza en mis hijos y en mi trabajo (que no es poco). Y ya os digo que no ha sido una ruptura traumática, ni por otros motivos que no sean los que os he contado. Ya sabéis que, en estos temas matrimoniales, cuando hay niños de por medio, es mejor no contar mucho, pero al menos quería aclarar la situación para evitar que se saquen conclusiones que no tienen nada que ver con la realidad”, se protege Rocío Osorno de posibles especulaciones, dimes y diretes que puedan causarles un dolor añadido a lo que ya es, de por sí, doloroso.

Coco Robatto también ha querido tomar la palabra tras el anuncio de su mujer de que su matrimonio no ha sido capaz de superar la prueba del tiempo por culpa de las discusiones: “Esto es lo único que comentaré de mi vida personal. Rocío Osorno es la madre de mis hijos, una bellísima persona, luchadora, fuerte, íntegra y noble. Nunca jamás diré una mala palabra de ella. El ejemplo de mujer trabajadora para millones de personas y siempre será una parte importantísima de mi vida. Ha sido una decisión meditada por los dos. Siempre nos vamos a querer a pesar de todo y tenemos dos maravillosas razones para hacerlo, que es lo más bonito y grande que haremos en la vida”, sentencia el político, que tan solo puede tener bonitas palabras para la que, en breve, será su exmujer.