Rocío Flores se ha pronunciado sobre el documental de su madre, Rocío Carrasco, y ha asegurado que está destrozada tras sus palabras.


En su primera intervención en ‘El programa de Ana Rosa’ como colaboradora Rocío Flores no quiso hablar sobre su madre. Ni una palabra dio sobre Rocío Carrasco, a pesar de ser el asunto más comentado de la crónica social. La joven de 25 años se limitó a comentar ‘Supervivientes’ y a defender a Olga Moreno, pero no hizo mención a ninguna de las polémicas que sobrevuelan sobre su familia. Pues bien, una semana después y mucho más tranquila que en su estreno como tertuliana de Telecinco, la hija de Antonio David ha respondido duramente a su madre. Así lo demuestra que semanas después del primer episodio de ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’, Rocío Flores haya confirmado la exclusiva de SEMANA: «estoy destrozada». 

Gtres

Rocío Flores está cansada y no aprueba todo lo que su madre ha dicho, ni mucho menos. Tanto ella como su hermano David están hundidos después del desgarrador testimonio de su madre y, aunque han tratado de ponerse en contacto con ella, al parecer esta no les ha cogido el teléfono. «Hay muchas cosas que no son así y cuando digo que no son así es porque es la realidad«, ha comenzado diciendo. A pesar de que no ha querido pronunciarse sobre el documental, sí que ha mantenido que la imagen que su madre ha dado sobre su padre no es real: «Mi padre no es así. Las cosas no son así». A punto de llorar en varias ocasiones, Rocío Flores ha confesado que tanto él como su hermano están desbordados por la situación. Están hartos de ser cuestionados y por ello han pedido que se frene esta situación: «Ayer volví a llamar a mi madre dos veces. La única manera de contactar con ella es públicamente. A tus hijos no te los ha arrancado nadie. Siéntate con nosotros, habla con nosotros. No quiero más daño, no puedo más, lo digo de corazón. De verdad, basta, no puedo más ni tampoco puede David».

A pesar de que en un principio Rocío había tomado la decisión de no hablar sobre este asunto tan espinoso, lo cierto es que está abatida. Ella y su familia están superados y ha dado un puñetazo en la mesa justo días antes de que su madre vuelva a un plató. Está previsto que Rocío Carrasco esté el próximo miércoles en el debate para aclarar mucho de lo dicho hasta ahora sobre ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva‘, un momento muy esperado en el que quizás se pronuncie sobre el motivo por el que no responde a las llamadas de su hija. Mientras tanto Antonio David solo ha revelado que está fuerte y que no tiene miedo alguno a lo que se pueda decir sobre él y es que todo apunta que muy pronto saldrán a la luz las demandas que ha interpuesto tras ser acusado de malos tratos públicamente.