El documental de Rocío Carrasco ha llegado a su final con ‘Punto de partida’, título del último episodio de de la serie documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. Una entrega en la que relata con todo lujo de detalles su intento de suicidio. Y en la que vuelve a cargar contra su hija, Rocío Flores.

La hija de Rocío Jurado cuestiona que su primogénita se dedique a los medios de comunicación por voluntad propia. Cree que se ha convertido en un personaje conocido como consecuencia de la sobreexposición mediática que le ha impuesto su padre, Antonio David Flores. «Empieza diciendo que ella no se quiere dedicar a este mundo. Esa decisión ella no la ha tomado. A ella la han obligado a tomar esa determinación. El primero que la tenía que haber respetado era él… Fíjate cómo de repente dice que ella no quiere formar parte de este mundo, que hay que respetarla y que no se vea obligada», explica. «Ya está dando la vuelta otra vez porque sabe que lo que él pretende es eso, entonces ya si la niña va y hace lo que quiere es que se ha visto. Es una manipulación absoluta 24 horas del día. Toda su vida se basa en la manipulación«, dice, en alusión al padre de sus hijos.

Cree que Antonio David «se victimiza delante de su hija y la carga con una responsabilidad que no le pertenece»

Rocío Carrasco no tiene dudas de que su hija se ha convertido en un rostro habitual de la televisión porque su exmarido la ha situado allí. «El primero que tenía que haberla respetado era y yo te digo a ti que ella no toma esta determinación. Y el primero que tenía que haber ejercido de padre y respetarla era él».

Las palabras más duras de Carrasco hacia su hija llegan cuando afirma que la siente como una persona extraña: «Dejé de conocerla y de reconocerla el 27 de julio 2012. Él la ha educado para desempeñar ese papel. Es muy cruel, porque él se victimiza delante de su hija y la carga con una responsabilidad que no le pertenece», añade. En su relato, también ataca con dureza a Olga Moreno. «Yo soy su madre, por mucho que diga que su madre es Olga. Pese a lo que le pese a ella, la que la ha echado por aquí soy yo. Y me llamo Rocío Carrasco Mohedano».

rocio-flores
Telecinco

Cuando le preguntan si le afecta que Rocío haya sido calificada como niña típica de «Hermano mayor», el programa de Pedro García Aguado, confiesa que sí: «Me molesta porque es mi hija y la he parido yo. Pero no es culpa de nadie, solamente del padre. A su padre le ha dado exactamente igual exponerla públicamente, sabiendo lo que su hija tenía detrás, sin importarle las consecuencias que eso iba a traer sobre ella, sin importarle absolutamente nada. La ha sacado a la lonja del mercado a ver al mejor postor. Y le ha dado exactamente igual».

Carga contra Antonio David: «Solo se importa a sí mismo»

La empresaria lamenta que el malagueño haya influido tan negativamente en su hija, según su juicio. «Un buen padre no hace eso con su hijo. Este señor no tiene corazón, no tiene conciencia. Solo le importa él a sí mismo. No le importa nada más que él y el dinero y hacer daño. Y se tiene que llevar por delante la salud de su hijo, se la lleva. Y si tiene que poner por delante la imagen pública de su hija y echarla a los leones, la echa. Y si tiene que poner a su hija llorando en la puerta de una casa diciendo ‘mi familia está más unida que nunca’ porque él supuestamente ha sido infiel a su mujer, la pone. Y no tiene ningún problema. Esa inmundicia de ser es Antonio David Flores».

Rocio Flores Carrasco in Madrid 31 March 2021
GTRES

A día de hoy, le da mucha pena que su ex haya criado a su hija a su imagen y semejanza: «Habla igual que su padre. Tienen las mismas palabras. Al final es su mundo y es en lo que ella ha crecido. Teniendo esa versión de los hechos». Asimismo, matiza las palabras que usó la joven cuando habló del «calvario» que ha vivido a raíz de la guerra familiar en ‘Supervivientes 2021‘. «Califica de calvario… Una palabra demasiado grande. Yo viví un horror, viví una pesadilla continua durante muchos años. Un calvario… para eso se me queda grande y para lo mío se me queda corto», concluye.