Rocío Carrasco ha querido dar los motivos que le llevan y le han llevado a no cogerle el teléfono a su hija, Rocío Flores: «No estoy preparada».


Rocío Carrasco ha tenido que resolver las dudas que muchos se han planteado tras el llamamiento de su hija, Rocío Flores, diciéndole a su madre públicamente que se ponga en contacto con ella y su hermano David. La hija de Rocío Jurado ha empezado confirmando que su hija se ha puesto en contacto con ella e incluso ha contado cuántas llamadas en total tiene en su teléfono móvil.

Ahora ha querido desvelar el motivo que le lleva a no coger el teléfono cuando ve en el móvil «Ro», que así es como la tiene puesta en su agenda de contacto: «Me llamó el 3 de diciembre y dos veces, el jueves pasado, y una posterior. Me ha llamado tres veces después de la llamada del 3 de diciembre. Jamás en la vida le he dicho a mi hija que no me llame. No he tenido intención de cogerle las llamadas porque no estoy preparada para ello, y ella tampoco. Sé que las condiciones no son las idóneas para que ocurran según qué cosas. Tiene que pasar tiempo, que ella esté preparada, que yo esté preparada…», dice rotunda.

Rocío Carrasco no está preparada para dar este paso, que su hija trata de de dar: «Yo tengo que prepararme. Lo hago con terapia, con fármacos… No cogerle el teléfono a mi hija no es por un capricho. Tengo detrás un equipo que me dice que no haga eso, que voy a volver a la casilla de salida, y por eso yo no lo hago».

Ha desvelado, además, lo que siente cuando ve las llamadas de su hija: «Siento miedo, inseguridad… que es todo lo que no quiero volver a sentir. Me ha costado mucho trabajo llegar a donde estoy. No quiero volver a sentir pánico, no quiero volver a tener vómitos cada vez que llegaba el lunes. Me ha costado mucho trabajo. La agresión de mi hija es la obra maestra de Antonio David Flores».

«No cogerle el teléfono a mi hija no es un capricho», desvela Rocío

Telecinco

Fue el pasado viernes cuando la joven revelaba en el plató de ‘El programa de AR’ que había llamado por teléfono a su madre «dos veces» y que ésta no le había contestado el teléfono. «Mamá, lo he intentado por activa y por pasiva. De manera privada. Aquí se ha llegado a cuestionar que yo después de ‘Supervivientes’ no me he puesto en contacto con mi madre. Eso es mentira», se lamentaba. «Ayer volví a llamar a mi madre. Otra vez. Dos veces. Y veo ya que la única manera real de poder contactar con ella es públicamente».

La colaboradora lanzaba unas palabras en directo que han hecho estallar las redes sociales. «Mamá, a tus hijos no te los ha arrancado nadie. Tus hijos están aquí. Tu hija y tu hijo. Levanta el teléfono. Llámanos. Habla con nosotros. Siéntate con nosotros. De verdad. Deja de lado todo esto y habla con nosotros en casa. Vamos a aclarar las cosas pero no quiero más daño», sentenciaba. «Ya no puedo más y lo digo de corazón. Tal y como lo siento. De verdad. Basta. Ni puedo yo ni puede David. Está siendo todo muy injusto».

Ya han pasado nueve años desde que madre e hija dejaron de dirigirse la palabra. El motivo del distanciamiento entre ambas es la gran incógnita y el gran debate en las redes sociales y en los medios de comunicación. Prueba del interés que ha despertado este asunto es que Rocío Flores lleva días siendo trending topic en Twitter, donde su nombre es uno de los términos de búsqueda más buscados de esta plataforma.