Rocío Carrasco ha querido desvelar todo sobre otra agresión por parte de su hija y de la que no habló para que a su hija no le cayeran más cosas.


Rocío Carrasco ha estado repasando en el capítulo 9 de ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’ todo lo vivido con su hija, Rocío Flores, sobre todo tras la brutal paliza, que cambió la relación entre ellas. La hija de Rocío Jurado ha querido desvelar otra agresión, de la que prefirió no hablar para que a su hija no le cayeran más cosas. «Hay una agresión que yo luego niego en el Tribunal de Menores porque no quería ser la culpable de que le cayeran más cosas», dice entre lágrimas.

«Hay una agresión que ella me hace con un cuchillo. Ella está pelando una manzana. ‘¿Tú ves lo que has hecho?’. Le pregunto yo a Rocío. Yo le hacía ver que eso no era bueno, que no estaba actuando bien, que no podía ser así de ninguna de las maneras. En menores dije que había sido sin intención y sin ningún tipo de… Eso es lo que ha conseguido. Eso es en lo que ha conseguido convertir a su hija, en eso», confesaba.

«Quiero que la gente entienda que ella al final antes de verdugo, fue víctima, y que cuando la intoxicación viene por parte de tu padre, una figura referente en tu vida, de ahí es muy difícil salir», dice Rocío Carrasco, echando tierra sobre el tejado de Antonio David una vez más.

¿Tenía su hija una orden de alejamiento respecto a su madre?

«No es cierto que mi hija tenga una orden de alejamiento, pero sí que se me prescriben que no tenga contacto con ella, que desconecte de todo lo que tuviera que ver con ella en ese sentido en ese momento. Aún así… yo no hago caso en ese sentido. No tengo contacto con ella pero sí sigo teniendo contacto con las personas responsables de los menores. Es ella la que nunca ha querido tener ningún tipo de contacto conmigo. Yo no he intentando ponerme en contacto con ella, hoy por hoy, no puedo», ha desmentido.

«Quien no lo quiera entender, que no lo entienda. No puedo mantener relación con una persona que tiene a la otra persona al lado y que ha intentado meterme en la cárcel. No es que tu hijo te meta una paliza, que es anti natura, que no es eso, es que ha ido a ponerme una denuncia. Ha tenido la capacidad para trazar con su padre una línea a seguir, muy a pesar, por mucho que yo sufra, hay algo que se podrá recomponer, pero partiendo de la base que esa persona no esté. Claro que quiero a mi hija. ¿Por qué llevo 20 años sin hablar? Lo he hecho por ella, por mi enano y por ella».

«Hay algo que se podrá recomponer, pero partiendo de la base que esa persona no esté»

© Telecinco.

Un mensaje para Antonio David Flores

Antes de que acabara la emisión de la segunda parte del capítulo 9, Rocío Flores ha lanzado entre sollozos un mensaje dedicado no solo a Antonio David, también a los medios de comunicación: «Se debería de haber encargado de que su hija se hubiera alejado de esto, que hubiera sido de otra manera, de que tuviera a la figura de su madre intacta. A mí esa condena que ella tiene no me reporta ningún beneficio, a mi eso solo me reporta sufrimiento. A mi no me reconforta nada de eso. A mi no me devuelve nadie las cosas que yo no he vivido con mis hijos. A mi no me devuelve nadie un beso de mi hija, y nadie ha hecho nadie. Ni medios de comunicación ni Justicia en ese sentido. Todo el mundo le ha bailado el agua, todo el mundo ha contribuido a que esto sucediera de una manera u otra. Yo tenía dos motivos por los que no contaba mi verdad, lo estoy contando hoy, cuando uno tiene 24 y otro 22. Lo estoy contando hoy, pero he procurado que ellos crecieran con la figura de su padre intacta».

Un mensaje para su familia

Rocío Carrasco ha aprovechado la ocasión para hablar de su familia, los Mohedano: «Que yo sepa ellos han tenido contacto con los niños mucho después de que ocurriera todo esto. Lo que han hecho ha sido apostar por el que ellos creían que era el caballo ganador. Ellos saben la verdad. El marido de Gloria sabía todo y luego se fue a una televisión a jactarse y diciendo que mis lágrimas son de cocodrilo», ha dicho atacando de manera rotunda a su tío.