Horas después de que Ana María Aldón rompiera a llorar en televisión, Ortega Cano ha aclarado si le da o no el lugar a su mujer como ella reclamaba.


La entrevista que Ortega Cano concedió el pasado viernes a Toñi Moreno no ha convencido a todo el mundo. Tanto es así que su propia esposa, Ana María Aldón, se pronunciaba tras escucharle y llegaba a una durísima conclusión, pues considera que su marido sigue enamorado de Rocío Jurado. «Hubo un momento en el que me planteé, ¿qué hago yo aquí si este hombre sigue enamorado de su mujer, aunque ella no esté?», dijo la colaboradora de ‘Viva la vida’. Una confesión que hizo entre lágrimas y que solo unas horas después ha tenido contra respuesta por parte del diestro. A pesar de que su intención en un principio era pedirle perdón a su mujer, finalmente ha terminado reprochándole que no entiende su queja. Según él Ana María» está muy atendida y querida» y él «agotado» de todas las guerras que tiene a su alrededor. Siente que ha sido injusta con él y es que, según Ortega, «no hay derecho para que digan que la ninguneo».

Ana María Aldón insistió en que el amor de Rocío Jurado y Ortega Cano era idílico, tanto que 15 años después de su fallecimiento en su casa sigue colgado un retrato de la artista. «Cuando yo llegué a esa casa había un cuadro enorme de Rocío y ahí sigue. Yo no soy quien para quitarlo ni lo voy a hacer nunca», comentó la gaditana. Sus palabras han indignado a Ortega Cano, quien le ha recordado a su esposa que él trata de darle su lugar cada día, a pesar de que ella lo negó este fin de semana. «Ana María está atendida y queridísima. La trato como mi mujer que es y tenemos un hijo maravilloso. Yo no quería ir al programa porque me siento agotado. Me siento cansado y agotado (…) Ella era la primera que me insistía, no entiendo esa reacción. Yo soy su marido y me porto maravillosamente con ella«, ha comenzado diciendo el torero.

Telecinco

Ortega Cano está arrepentido de haber concedido la entrevista, pues lejos de apagar fuegos, no han hecho otra cosa que dispararlos. Si bien ha comentado que a partir de ahora intentará demostrarle que sigue a su lado, Ortega Cano ha dicho que no da crédito a lo dicho por Ana María, ya que él se esfuerza al máximo porque sienta su apoyo. «No quiero presumir de nada, pero ella me tiene a su disposición en todo», ha añadido.

El torero no se esperaba la reacción de su mujer y por ello insiste en que las declaraciones de Ana María le cogieron por sorpresa. «No se puede decir que ella se acuerda mucho de Rocío (Jurado) y luego que ella qué pinta ahí, no lo entiendo pero bueno, trataré de que ella se sienta más querida por mí. Pero os prometo que estoy entregado con ella en cuerpo y alma», ha dicho. Lo que también llama poderosamente la atención es que entre ellos no haya existido una conversación para acercar posturas. Ana María Aldón se mostró destrozada y él ha preferido no hablar con ella de este asunto, ya que está hastiado de todas y cada una des las polémicas que le acompañan desde hace algunos meses. «No he hablado del tema porque no quiero. Quiero llevar una vida tranquila, he pasado ya mucho», ha finalizado.