Hace nueve años la pareja de Humberto Janeiro se sentó en `Sálvame Deluxe´ y puso contra las cuerdas a toda la familia Janeiro


La familia Janeiro está viviendo sin duda uno de sus peores momentos. La muerte de Humberto Janeiro esta siendo un verdadero varapalo para todo su entorno. Su pareja, Camila Naranjo, es sin duda, una de las más afectadas. Desde que se conocieran, ambos han permanecido unidos en todo momento y le ha acompañado, junto a su familia, en sus últimos momentos. Este lunes, durante el entierro, distintos colaboradores de `Sálvame´ han comentado que la familia se habría mostrado fría y distante con Camila, pero, ¿porqué ha existido esta gélida relación a lo largo de tantos años? SEMANA ha tirado de hemeroteca y nos hemos encontrado con la que podría ser la razón de que nada volviera a ser igual.

Camila Naranjo llegaba al cementerio de Ubrique acompañada de una amiga, con rostro serio, visiblemente afectada y sin querer cruzar palabras con los medios de comunicación que se encontraban allí. La pareja de Humberto Janeiro llegó a la vida del patriarca hace más de 15 años. De hecho, nada más separarse de Carmen Bazán fue uno de los nombres que más sonaron como causante de la ruptura. A pesar de la diferencia de edad, la pareja demostró estar más unida que nunca, sin prestar atención a todas las polémicas que giraban en torno al clan Janeiro. Un amor que ha sorteado los problemas económicos y el delicado estado de  salud del patriarca del clan. Ambos han convivido juntos en la casa de Prado del Rey, el pueblo de Cádiz en el que vivía ella.

Sin embargo, no todo siempre fue un camino de rosas para la pareja. A juzgar por este último encuentro entre Camila y la familia Janeiro, de poco ha servido que la mujer haya cuidado hasta el último momento del patriarca, y es que la ruptura de Humberto con Camila en 2011 significó un antes y un después en sus relaciones con el entorno familiar. Hace nueve años, el suegro de María José Campanario era el protagonista involuntario de `Sálvame Deluxe´ a causa de unas palabras de Camila Naranjo, en aquellos momentos ex pareja del patriarca.

Un programa que significó un antes y un después

Camila Naranjo se sentaba en el plató de las noches de Telecinco para desvelar el contenido de unas grabaciones telefónicas, que realizó en secreto a su entonces ex pareja, en las que Humberto Janeiro reconocía estar pasándolo mal, porque sus hijos y María José Campanario le habían echado de Ambiciones. Además de revelar dicha información, Naranjo desveló los gustos sexuales de por aquel entonces apodado «tigre de ambiciones», provocando no solamente el enfado del propio Humberto, sino también el de toda la familia.

Camila puso a disposición de Telecinco todas las cintas en las que se escuchaba al patriarca de Ambiciones quejarse por la falta de apoyo de sus hijos, según él mismo decía, motivados en aquél entonces por la entrada en sus vidas de María José Campanario.  “Me falta lo fundamental en mi vida, que es mi familia. Estoy solo en mi casa todos los días. Me da igual vivir en una perrera. ¿Qué coño he hecho yo? He sido un currante toda mi vida, para sacar a mis hijos adelante y ahora me vuelven la espalda. Estoy yendo a los programas por necesidad. Prefiero pegarme un tiro, ellos prefieren a su madre. Ahí no puedo ir, como he sido un confiado y un bueno, hasta que entró otra persona y cambiaron las tornas… Y yo soy el padre de todos, soy el que he luchado, hasta incluso Mari Carmen ha mentido muchas veces y no ha sido capaz de decir que el que ha llevado el timón de las cosas soy yo”, se le escuchaba decir a Humberto Janeiro.

Nada ha vuelto a ser igual

Lo explícito de este testimonio dejó en aquel entonces a los colaboradores de `Sálvame Deluxe´ con la boca abierta. Belén Esteban, presente en plató, fue una de las grandes sorprendidas por el contenido de estas cintas. Camila Naranjo también desveló aquella fatídica noche que Jesulín de Ubrique podría haberle sido infiel a Belén Esteban y que en ese momento también a María José Campario.

Dicho testimonio tan fuerte podría haber sido la causa por la que la familia nunca más haya querido volver a tener roce con la pareja de Humberto. Si el tiempo consiguió que las aguas volvieran a su cauce entre ellos, la relación con los demás miembros de la familia nunca ha vuelto a ser idílica. JesúsHumbertoCarmen y Víctor Janeiro apoyaron de forma incondicional a Carmen Bazán y no entendieron algunas de las actitudes de su padre, convirtiéndose en una familia  totalmente rota.