Rafa Nadal y Xisca Perelló están de enhorabuena. El tenista y su mujer han confirmado que esperan su primer hijo. Un bebé que llega después de casi tres años de casados y 14 años de relación sentimental. Este jueves se ha conocido el sexo del retoño, así como la fecha en la que llegará al mundo. Se trata de un niño que podría nacer el próximo mes de octubre, ya que su mujer está en el quinto mes de embarazo, según avanza el diario mallorquín ‘Última hora’.

rafa-nadal-1
© Redes sociales.

Ante su próxima paternidad, Rafa Nadal está exultante. Su mejor regalo de cumpleaños (cumplió 36 años el pasado 3 de junio) es el embarazo de Xisca, con el que ambos dan un importante paso en su relación. Lo cierto es que los rumores sobre el estado de gestación de su mujer llevaban tiempo sonando con fuerza. Las imágenes más recientes de ella mostraban cómo había optado por ropa más holgada de la que suele lucir habitualmente.

Después de unos meses intensos de trabajo, Nadal y Xisca han disfrutado estos días de unas merecidas vacaciones. Acompañados de unos amigos, ambos han pasado una jornada en alta mar en Mallorca. Allí se les ha visto relajados y felices, desconectando junto a sus seres queridos después de su visita a París, donde el tenista ganó su 14º Roland Garros.

Rafa Nadal
Gtres

Nadal y su esposa llevan juntos 14 años, pero se conocieron hace 18. Se conocieron a través de Maribel, la hermana de Rafa. Ambas eran compañeras en el colegio Pureza de María de Manacor. Así, su historia de amor se cuajó en plena adolescencia. La nueva etapa que afrontan juntos como futuros padres llega en un momento de consolidación, tanto en el terreno profesional como en el ámbito personal. El de Manacor siempre ha reconocido que le gustan mucho los niños, pero dedicarse al deporte de élite le ha exigido una dedicación absoluta.

En enero de 2019 anunciaron su compromiso y se casaron el 19 de octubre de ese año en una boda íntima en la finca Sa Fortalesa de Mallorca, un lugar de ensueño rodeado de mar cuyo origen se remonta al siglo XVII. A su enlace asistieron invitados tan ilustres como los reyes eméritos, don Juan Carlos y doña Sofía.

Xisca, de 33 años, siempre ha tenido un perfil bajo, a pesar de la fama internacional de Nadal. En una de sus escasas declaraciones públicas destaca cuál es el secreto de su largo y fuerte vínculo con el as de la raqueta: “Viajar juntos a todos lados no sería bueno ni para él ni para mí. Si lo siguiera a todas partes, creo que habría peligro de que nos dejáramos de llevar tan bien”, ha explicado.