La concursante de ‘Supervivientes’ cuenta con el apoyo incondicional de su chico, Manuel Bedmar, que siempre se ha decantado por mantenerse al margen de la vida pública. Te contamos todo sobre el joven responsable de la felicidad de Rocío Flores.


Rocío Flores Carrasco ya viene de vuelta a España, pero que no cunda el pánico, porque no es porque haya sido expulsada de ‘Supervivientes’. La siguiente gala ya la harán desde nuestro país y cada día queda menos para saber quién es el ganador de la edición. Mientras tanto, los concursantes siguen recibiendo el apoyo incondicional no solo de sus fieles seguidores, también de su familia y amigos.

La joven está recibiendo el apoyo, como no podía ser de otra manera, de su novio, Manuel Bedmar. Aunque el novio de Rocío Flores, con la que lleva más de tres años juntos, siempre se ha decantado por mantenerse en un discreto segundo plano en lo que se refiere a los medios de comunicación, Manuel está haciendo campaña para apoyarla a su manera.

Son numerosas las veces que Rocío Flores ha compartido fotos junto a él, así como declaraciones de amor que imaginamos que Manuel ha recibido con felicidad. Aunque llevan ya muchos años juntos, poco se sabe de él. Él mismo se define en su biografía de Instagram como «podrás saber quién soy, pero no me conoces».

Y es totalmente cierto. Su intención de mantenerse en el anonimato lo está cumpliendo por el momento. Manuel nunca ha querido pertenecer a este mundo, pero respeta al máximo que su novia haya querido dar el paso de acudir a su primer reality de televisión. De hecho, se ha atrevido a mandarle algún mensaje de amor durante sus tres meses de concurso, pero todo de manera muy discreta.

Pero, ¿quién es el responsable de la felicidad de Rocío Flores? Manuel Bedmar es un joven con el que lleva saliendo más de cuatro años. Reside en Málaga, donde también vive la hija de Antonio David Flores junto a su padre, la mujer de este, Olga Moreno, su hermano David, y su hermana pequeña.

 

 

Es un apasionado de las motos. En alguna ocasión, Rocío Flores lo ha demostrado, pero se hace más evidente cuando vemos cuál es la foto de perfil de Manuel en Instagram. El joven aparece encima de una moto, transporte en el que viaja con normalidad con la concursante de ‘Supervivientes’.

No solo es el apoyo incondicional de Rocío, sino que además, es un miembro más ya en la familia de su novia. De hecho, son muchas las veces que hemos visto al joven acudir a cualquier evento junto a ellos, demostrando la buena sintonía que hay y lo bien que se llevan después de tantos años juntos.

Se ha pronunciado sobre el concurso de Rocío Flores

«Una sensación que nunca había tenido. La persona a la que amas, a más de 8.000 km de tí. Esa persona que era y es, tu día a día, tu felicidad, tu risa diaria y tu vida entera, la ves a través de la TV, sin poder tocarla, sin poder acariciarla, sin poder besarla…», comienza diciendo junto a una fotografía de Rocío Flores en la palapa. En ella se puede ver como pone el nombre de sus nominados de esta semana y el nombre de Manuel junto a un corazón. Un detalle muy romántico que su novio ha querido agradecer públicamente.

Manuel, que siempre ha guardado las distancias con la tele, ha querido seguir mostrando su amor por la joven: «Unas ganas terribles de volver a verte, y por otro lado, unas ganas increíbles de que sigas disfrutando como lo estás haciendo, y de que sigas así, como tú eres, siendo tú misma. Pase lo que pase, eres nuestra ganadora y nuestra campeona, has llegado mucho más lejos de lo que yo me pensaba, y sé que todavía vas a dar más, y espero o deseo verte en la final», confiesa.

A continuación, os contamos quién es Manuel Bedmar, el responsable de la felicidad de Rocío Flores Carrasco: