Sara Carbonero ha confirmado en sus redes sociales que ha vendido ‘Slow love’, su firma de ropa junto a Isabel Jiménez, a un gigante textil.


Desde que Sara Carbonero ha vuelto a España no ha dejado de tomar decisiones. La periodista está en una nueva etapa personal tras separarse de Iker Casillas, sin embargo, su faceta profesional también ha cambiado. Así lo demuestra que haya vendido su empresa de moda, Slow Love, a un gigante textil. Ahora será gestionado por Tendam, propietario de otras marcas como Cortefiel, Pedro del Hierro o Women’secret, quien pasará a ser el accionista mayoritario. Eso sí, ellas no se desvincularán del todo. Ni mucho menos. Tal y como Sara Carbonero ha explicado en sus redes, se guarda un lugar muy especial para ellas, por lo que están felices de continuar en este proyecto tan de cerca.

Horas después de que se confirmara la noticia, la comunicadora posteaba una cuidada imagen de ambas en la que las dos amigas presumen de outfit y belleza para anunciar este giro empresarial. «Podríamos ser la portada de un disco, pero no…Felices de poder compartir que ya somos parte de la familia Tendam. Isabel y yo seguiremos al frente de la Dirección creativa de Slowlove y continuaremos apostando por la moda 100% sostenible y esa filosofía tan nuestra del ‘slow life’. Gracias a Tendam pero, sobre todo, al equipo Cortefiel por confiar y creer en un proyecto tan bonito y ser parte ahora de su dirección operativa«, ha escrito Sara Carbonero en su perfil de Instagram. Satisfechas con el hecho de seguir creciendo, están muy ilusionadas por lo que está por llegar a sus vidas así, pues gracias a ellos sus prendas se pueden comprar también físicamente.

Su objetivo también es multiplicar las ventas y mejorar así los números que hasta ahora habían logrado. Cabe señalar que los últimos años no han tenido balance positivo, por lo que tuvieron que apretarse el cinturón y hacer ajustes en sus cuentas para que todo cuadrara. Por tercer año consecutivo, en el 2020 cerraron las cuentas en números rojos. Las ventas de Slow Love habrían descendido este 2019 un 25% respecto al año anterior, alcanzando los 370.000 €. Unas cifras muy bajas que han llevado a cerrar el año con pérdidas de casi 75.000 euros. Este dato es bastante parecido al del 2018. En esta ocasión, la diferencia entre gastos e ingresos superó los 80.000 euros en negativo. Por ello, creyeron que debían reducir los gastos, una determinación que les permitió ahorrar más de 74.000 euros el pasado año.

Meses después de que Sara e Isabel anunciaran que comenzaban a colaborar con Cortefiel, confirman que han sido absorbidas por un imperio textil. Un paso empresarial con el que renuncian al control absoluto de su empresa, pero gracias al que están seguras de que ‘Slow love’ llegará a muchos más rincones. Ellas son sus mejores embajadoras y eso no cambiará con esta decisión laboral.