Seis días después de la muerte del marqués de Cubas, padre de su hijo Álvaro, Marta Chávarri se ha dejado ver realizando unas compras en Madrid.


Hace apenas unos días, la que fuera esposa de Fernando Falcó rompía su silencio para explicar los motivos de su ausencia en su funeral. «Estoy triste por lo de Fernando, pero estoy bien», decía, escueta. El aristócrata, que era el hermano menor de Carlos Falcó y tío de Tamara Falcó, falleció a los 81 años después de varios días de ingreso hospitalario.

A pesar de sus declaraciones expresando su dolor, la bisnieta del conde de Romanones no se había dejado ver en público tras la muerte del aristócrata. Se esperaba verla en el tanatorio, pero tenía una razón de peso para no estar. En el madrileño tanatorio de Tres Cantos se dieron cita numerosos miembros de su familia: sus hermanos (María, Carlos y Fernando Chávarri), la viuda de su padre, Tomás Chávarri, Carolina Thieu, o su tía materna, Natalia Figueroa. Sin embargo, a ella le fue imposible acompañar ese día para arropar a su hijo, Álvaro Falcó, fruto de su relación con el marqués de Cubas, con el que contrajo matrimonio el 2 de junio de 1982.

GTRES

Personas del entorno de Marta Chávarri aseguran que esta, de 60 años, ha vivido días complicados después del duro golpe que ha recibido su hijo, que heredará el marquesado de Cubas. La razón por la que no pudo estar en su despedida era su salud. Haceseis años cuando sufrió un accidente doméstico (se resbaló en el baño), por el que tuvo que ser operada de la mandíbula y del ojo. Tras el incidente tuvo que estar mucho tiempo en rehabilitación. Aunque está recuperada, apenas se deja ver en público y son muy escasas sus citas en sociedad.

De compras por la capital

Este lunes, Marta ha sido fotografiada en Madrid tras realizar algunas compras. Con el rostro cubierto por una mascarilla, ajena a las cámaras que inmortalizaban su paseo.

GTRES

Marta Chávarri, una de las mujeres con más fama en el mundo del corazón en los años 80 y 90, ocupó el corazón de Fernando Falcó, 21 años mayor que ella, durante siete años. Se conocieron cuando ella solicitó su ayuda para convalidar su permiso de conducir, obtenido en Estados Unidos. Entonces él presidía el Real Club del Automóvil, así que era la persona perfecta para que le echara una mano. Su boda fue noticia en su momento: el enlace la convirtió en cuñada de Isabel Preysler, casada entonces con Carlos Falcó. Su historia de amor parecía sacada de un cuento de hadas: un acaudalado noble había dado el ‘sí quiero’ a una de las mujeres mas guapas y con más pedigrí de nuestro país. Pero lo suyo acabó de la peor manera posible.

GTRES

Fernando Falcó y Marta Chávarri se separaron en 1989 después de que se destapara la relación extramatrimonial de la ‘soclialité’ con Alberto Cortina, entonces marido de Alicia Koplowitz. Los pillaron saliendo juntos de un hotel y aquel affaire se convirtió en uno de los mayores escándalos de la época. Tras poner punto y final a su relación tomaron, Marta abandonó la casa familiar, se quedó sin el título de marquesa y él se quedó con la custodia de su hijo. «Cuando me fui con el señor Cortina renuncié a mi hijo. La que se iba era yo, no iba a quitarle también a su hijo», revelaría Marta en ‘Vanity Fair’ hace años.

© Gtres.

Tras la muerte de Fernando Falcó todas las miradas se fijan en el único hijo del aristócrata, Álvaro Falcó. De perfil bajo y poco amante de la fama de sus padres, de su vida se conoce su noviazgo con Isabelle Junot, hija de Philippe Junot, famoso playboy francés y exmarido de Carolina de Mónaco. Fue en septiembre de 2018 cuando su affaire salió a la luz pública, durante su asistencia a la Corrida Goyesca de Ronda Se conocieron en estación de esquí de Gstadd (Suiza) y desde entonces son inseparables. La joven, que trabaja como modelo, no es dada a hablar con la prensa. Cuando le preguntaron por su relación con Álvaro, y si tenían planes de boda, respondía: “No tengo ni idea, eso hay que preguntárselo a él. Ahora no sé, es muy pronto todavía”.