El cantante ha compartido unas bonitas palabras a su hijo Alexander, que guarda un gran parentesco con su padre… y con su abuelo.


Este miércoles ha sido un día muy importante para Alejandro Sanz. Es el cumpleaños de Alexander, uno de sus hijos. El joven celebra su mayoría de edad y por ello el cantante ha querido dedicarle un precioso mensaje a través de las redes sociales.

«Ellos forman los forman los perfiles de la persona que soy», empieza diciendo el artista en un post que ha publicado en su perfil oficia de Instagram. En él muestra un bonito montaje fotográfico en el que aparecen tres generaciones de su familia: su padre, su hijo, y él.

«Mi padre me hizo mejor, y espero seguir su ejemplo para dar a mi hijo»

«Como hijo y como padre, nos vamos formando en generaciones para superar lo anterior. Mi padre me hizo mejor, y espero seguir su ejemplo para dar a mi hijo tanto y todo como ser humano para ser mejor que yo. Hoy, era el cumpleaños de mi padre y también es el de mi hijo Alex, y como he dicho, las casualidades no son. Este día tenía que ser.
Os quiero ❤️», concluye en su escrito.

No es la primera vez que Alejandro Sanz se dirige públicamente a su hijo Alexander. Orgulloso de sus hijos, suele compartir fotos y vídeos de los momentos que vive con ellos. Una de las veces que sus palabras a su vástago dieron la vuelta al mundo fue en mayo de 2018. Entonces, el madrileño usaba las redes sociales utilizaba las redes sociales para entonar el ‘mea culpa’ tras cometer «un error imperdonable» con su hijo.

El día que Alejandro Sanz pidió perdón públicamente a su hijo Alexander

«Él es mi hijo Alexander. El otro día le prometí ir a ver su concierto de Jazz (toca el trombón con un corazón gigante) pero le fallé y con mi maldita cabeza llena de cosas de trabajo olvidé su concierto», decía. «Un fallo imperdonable por mi parte, y por eso hijo mío te quiero pedir perdón delante de todo el mundo. Porque no hay nada que quiera más que tu. Y porque eres un chico bueno, talentoso, inteligente y sensible y no te mereces que yo me olvide de tu concierto… espero que disculpes a tu desmemoriado padre y que me permitas resarcirte siendo el papá que te mereces. Te amo con locura», escribía junto a la frase: «A ser padre no se termina de aprender nunca».

Alexander Sanz es hijo del cantante con la puertorriqueña Valeria Rivera. Fue en 2006 cuando dio a conocer la existencia de su hijo. «Es por todo el mundo conocida la defensa a ultranza que siempre he mantenido de mi intimidad y vida privada. Sin embargo, y ante el peligro de que aspectos íntimos de mi vida se vean quebrantados con infundadas especulaciones, opto yo mismo por comunicar lo que en realidad nunca he ocultado a mi entorno más cercano, y es que soy padre orgulloso de un niño de nombre Alexander, de tres años de edad, nacido fuera de mi relación por todos conocida», decía en un comunicado, haciendo referencia a la relación que mantenía entonces con Jaydy Michel.

«Quiero que se sepa la gran satisfacción que supone para mí tener este hijo»

«Si este hecho no ha trascendido antes fue por un deseo expreso de la madre, una mujer totalmente ajena a la vida pública; por proteger la intimidad de mi hijo y porque nunca he aireado mi vida privada», añadía. «Quiero que se sepa la gran satisfacción que supone para mí tener este hijo, así como lo es tener a mi hija, no deseando otra cosa sino que vivan y se críen felices con el cariño incondicional de sus madres y del mío, así como mantenerles ajenos a la curiosidad que por parte de personas malintencionadas pudieran tener por el mero hecho de ser mis hijos».

La noticia de su paternidad mucho tuvo que ver con el final de su relación con la modelo mexicana, madre de su hija Manuela. Alexander no fue el motivo por el que pusieron punto y final a su historia de amor, pero el hecho de que el niño naciera de una relación extramatrimonial supuso una quiebra que no pudieron superar.

Después de romper con Jaydy conoció a Raquel Perera, que trabajaba en Universal Music. Ella se convertiría en su «road manager» y en su compañera sentimental. Contrajeron matrimonio el 26 de mayo de 2012, cuando ya eran padres de Dylan. Tres años después nacería su segundo hijo en común, una niña llamada Alma. En julio de 2019 anunciaron su separación en un comunicado conjunto. En la actualidad, el cantante mantiene un noviazgo con la diseñadora cubana Rachel Valdés.