“Estamos muy cansados. Llevamos muchas noches sin dormir. Todavía con un poco de miedo en el cuerpo”, ha explicado el reportero gráfico desde París.


El último viaje de Diego Arrabal no ha estado exento de polémica. El paparazzi se ha trasladado a Abu Dabi con el objetivo de fotografiar al rey Juan Carlos. Una tarea que consiguió acompañado por un equipo de ‘Viva la vida’. Sin embargo, las cosas se truncaron poco después. “Estamos muy cansados. Llevamos muchas noches sin dormir. Todavía con un poco de miedo en el cuerpo”, ha explicado el reportero gráfico.

Gtres

El paparazzi ha reconocido que llevaban mucho tiempo con la idea de trasladarse a los Emiratos Árabes para grabar el día a día de don Juan Carlos. Vieron que esta semana podrían darse las circunstancias óptimas para ello ya que tenía constancia de que el monarca podría realizar una reaparición pública. «Sabíamos que iba a ser una semana clave para el rey emérito. También que iba a jugar Rafa Nadal y podría salir de su refugio».

Gtres

«Hemos compartido en la misma isla ocho horas y las hemos grabado», ha contado en ‘Viva la vida’ en conexión desde París. Ha añadido que el programa de Mediaset es el único medio de comunicación que «ha violado» por el momento la seguridad que tiene el rey emérito en el país. «En ese encontronazo que hemos tenido con el equipo de seguridad, de buenas a primeras desaparece todo el material que teníamos grabado».

Objetivo: recuperar las imágenes

Los escoltas se percataron de la presencia de Diego Arrabal y del resto del equipo. «Nos dicen que depositemos los teléfonos móviles y las cámaras. Cuando nos las devuelven ya no había absolutamente nada. No había ningún material gráfico». El reportero ha contado que fueron retenidos durante cuatro horas. Una vez solucionados los primeros problemas, optaron por salir de forma inmediata de los Emiratos Árabes. Lo hicieron lo antes posible cogiendo un avión de madrugada destino París, ciudad desde la que ha conectado en directo con el programa en el que colabora habitualmente. Desde allí ha asegurado que continuaba con cierto «miedo en el cuerpo».

diego arrabal
Telecinco

También ha señalado que tuvo que firmar un documento con el que no estaba conforme para solventar las circunstancias. Un hecho que realizó para poder poner fin a este viaje que para él se ha convertido en un auténtico calvario. Ahora solo quiere recuperar el material que tomaron del rey emérito en Abu Dabi. Para ello, están esperando si un informático de confianza puede hacer algo con los dispositivos de los que fueron eliminadas las imágenes.

Este viaje se produce en un momento clave para el rey emérito cuando mucho se está hablando sobre su posible regreso a España. Se abre la posibilidad de que su vuelta sea próxima, aunque por el momento todo son especulaciones. Se baraja que esté en España el 5 de enero de 2022 con motivo de su 84 cumpleaños, según publica ‘El Mundo’.