Europa Press.

El plan que reúne a Alba Santana y sus hermanos tras morir su madre, Mila Ximénez

Alba Santana ha vuelto a Madrid para resolver algún trámite tras la muerte de su madre, Mila Ximénez, y ha quedado con sus hermanos paternos para verse y disfrutar de una comida de lo más relajante.

Alba Santana sigue en duelo tras la muerte de su madre, Mila Ximénez. Aprovechando que ha tenido que volver a Madrid para cumplir con algún trámite, la hija de la colaboradora de ‘Sálvame’ se ha reunido con sus hermanos paternos, con los que mantiene una relación estupenda. El plan que han elegido para verse ha sido una comida en una terraza de un restaurante de la capital.

La hija de Mila Ximénez se ha reunido con sus hermanos, Beatriz y Manuel y la primera mujer de su padre, Fernanda Dopeso. Demostrando la maravillosa relación que mantiene con sus hermanos paternos, Alba Santana no ha dudado en quedar con ellos cuando han encontrado un hueco en sus respectivas agendas. Los tres compartieron confidencias y muestras de cariño en una comida a la que también acudió la ex mujer de Manolo Santana.

Este plan ha sido muy necesario para Alba Santana, que todavía se está adaptando a la nueva etapa de su vida, sin su madre. Sus hermanos han sido un gran apoyo para ella, por lo que no dudaron en quedar para comer, consiguiendo que Alba sonriera. Todos están muy pendientes de ella y también lo han hecho durante esta comida. Tras la comida, los cuatro se fueron en el mismo coche y dejaron a Alba, despidiéndose de ella con un tierno abrazo.

Alba Santana se ha reunido con sus hermanos paternos para comer

© Gtres.

La hija de Mila Ximénez volvió hace ya unos días a Ámsterdam, Holanda, lugar en el que vive con su marido y sus dos hijos. Hasta allí se llevó las cenizas de su madre, ya que era un deseo que la colaboradora de ‘Sálvame’ para estar cerca de los suyos. Mila expresó a su familia sus últimas voluntades, así como el deseo de que sus cenizas reposaran en Ámsterdam, la ciudad en la que fue tan feliz junto a su hija y sus nietos.

Además, tenía claro también a quién quería dejar sus recuerdos y así se evidenció durante la mudanza, pues en cada una de sus pertenencias había un cartel con un nombre. En muchas cajas rezaba un palabra: Holanda. Hasta allí se va gran parte de Mila, al igual que los bolsos que Mila ha dejado a su hija.

Sus primeras palabras tras la muerte de su madre

Un día después de la muerte de Mila Ximénez, Alba Santana sacó fuerzas para hablar con los medios de comunicación. A pesar de que ella siempre ha preferido mantenerse al margen de la vida pública, sabía en todo momento a qué se dedicaba su madre, por lo que no dudó en agradecer el interés que tuvieron los medios de comunicación por el estado de salud de Mila.

«Tengo un poquito más de fuerza que ayer. Quería daros las gracias a todos por vuestra atención, el respeto y por el cariño que le habéis tenido siempre. Aunque a veces se enfadaba, sabéis lo mucho que os quería en el fondo. Yo me quedo con todos los buenos recuerdo que ella me contaba con vosotros», explicaba emocionada un día después de la muerte de su madre.