Fan declarada de su colega, la de San Sebastián de los Reyes ha revelado cómo es su trato con la actriz estadounidense.


Este martes, Penélope Cruz ha visitado el plató de ‘El Hormiguero’ para promocionar su último trabajo cinematográfico: ‘Madres Paralelas’, la nueva película de Pedro Almodóvar que se estrena en cines el próximo 8 de octubre.

En su visita al programa de Pablo Motos, la actriz ha contado cómo ha sido el rodaje de la nueva cinta del manchego: » “Mi personaje y el de Milena Smit se conocen en un hospital el mismo día que damos a luz, las dos estamos solas y ese día nos une para siempre, nos complica mucho la vida y mi personaje vive un dilema moral enorme. Me encanta esta película, es muy especial para mí». Lleva años trabajando con el director, pero para ella este trabajo es distinto: «Es una maravilla cómo lo ha dirigido Pedro, cómo lo ha montado. Lo tenía tan claro en la cabeza… creo que ha hecho algo hipnótico y tan grande que estoy muy orgullosa de estar en esta película… Estoy muy orgullosa de ser parte de esta película».

Del rodaje con Almodóvar solo guarda buenos recuerdos: ““Lo bueno es que al haber tenido tantos meses de ensayos, Pedro no hizo normalmente más de cuatro o cinco tomas… A veces me quedaba un rato sentada con mis compañeros ,teníamos mucha armonía entre todos, procesando, intentando volver a esta realidad para no llevarme eso a casa”.

«Meryl Streep es una genia»

También ha contado que siente pasión por Meryl Streep. Ve y estudia sus trabajos unas «15 veces» porque se considera una verdadera fan de la estrella de Hollywood. «Yo tengo una obsesión con Meryl Streep, me he estudiado todos sus trabajos y cuando la ‘engancho’ le doy hasta besos de abuela. Es una ‘genia’. Es una barbaridad todo lo que hace”, ha confesado.

Telecinco

Y aunque lleva 30 años de carrera, ha revelado que sigue sintiendo nervios cuando empieza un rodaje: «El primer día siempre creo que me van a echar. Es sano tener ese miedo. No hay que bajar la guardia nunca”.

«Me encanta explorar el comportamiento humano»

No ha perdido un ápice la ilusión por el oficio: «Lo que me encanta de este trabajo es explorar el comportamiento humano. Yo siempre voy por la calle o un restaurante y me pregunto todo sobre la gente. Me gusta esta profesión porque siento que la esencia de la interpretación no se gasta«, destacaba. Por último, se mostraba agradecida por seguir dedicándose a la interpretación: «Cuando te dedicas a lo que te gusta no te puedes quejar».