Paulina Rubio le ha ganado una nueva batalla a Colate, con quien mantiene una guerra desde hace más de una década en los tribunales.


Paulina Rubio y Colate vuelven a verse las caras en los tribunales. A pesar de que su relación terminó hace muchos años, ninguno de los dos consigue pasar página del todo y, prueba de ello, que cada poco tiempo vuelvan a tener un conflicto legal. En esta ocasión el motivo tiene que ver con su hijo de 11 años, pues supuestamente y según medios extranjeros, el empresario se negó a entregar a la cantante el pasaporte estadounidense del pequeño que tienen en común. En ese instante, la rubia dorada solicitó una Audiencia de Emergencia en la Corte de Miami, que finalmente se celebró por videollamada y que ayudó a eliminar a Paulina un quebradero de cabeza. «Tuvimos una audiencia hace menos de un mes, donde el señor Vallejo-Nágera se negó a darle el pasaporte a la señora Rubio», ha dicho el abogado de la mexicana.

© Montaje SEMANA.

Al parecer todo comenzó porque el niño debía renovar su pasaporte estadounidense, algo que nunca sucedió. «El niño tenía que renovar su pasaporte estadounidense y, mientras tanto, como el señor Nágera dijo que tenía que irse a España un mes, a pasar el verano con su hijo…», ha comentado el letrado. Aunque Colate debía poner de su parte para que el hijo que tiene con Paulina tuviera su pasaporte en regla, el abogado de la artista mantiene que solo puso escollos. «El niño usó su pasaporte español para poder ir con el señor Vallejo durante el primer mes del verano y luego con la señora Rubio el segundo mes; entonces ¿qué pasa? Que él va y saca el pasaporte español sin ningún problema. La corte le pide que haga una cita para renovar el pasaporte estadounidense y el niño se fue a España», continúa.

En esta vista Colate se presentó sin abogado y justificando que eran las 9 de la noche, por lo que no tenía a donde acudir para solucionar el problema que le recriminaban. No obstante, esto no fue motivo suficiente para que esquivara la bala, de hecho, la jueza insistió en que debía ponerse las pilas para que el documento estuviera listo en pocas horas. «La corte ordena que hoy mismo el exesposo entregue a su exesposa el pasaporte estadounidense ¿Cómo lo hará? Eso depende de él (…) Así que donde sea que esté el pasaporte, el padre irá a recogerlo o enviará a alguien y se lo entregará a su exesposa (…) Le estoy diciendo que usted tiene que hacer cualquier cosa y lo que sea que usted pueda para entregar ese pasaporte y punto», dijo la jueza. De este modo, le dio la razón a Paulina, dejando fuera de juego a Colate.

Eso sí, esto no fue lo único que esperaba a Colate tras lo que la jueza consideraba que era una mala decisión. El ex de Paulina deberá participar durante seis meses «en un curso de paternidad», lo que quizás no habrá gustado a Nicolás. Sobre ello la artista no se ha pronunciado en sus redes sociales, al igual que tampoco lo ha hecho Colate.