Pablo Motos aprovecha ‘El Hormiguero’ para confesarse sobre su pasado. Su niñez, su relación sentimental e incluso sobre trabajos desconocidos, estos son solo algunos de los temas que el presentador de televisión saca a la luz en cada uno de los espacios de televisión. Esta vez ha contado que en su día fue DJ, una profesión que recuerda con cierto cariño y de la que ha contado diferentes anécdotas ante millones de espectadores. «En la discoteca donde yo pinchaba siempre bajaba la música cuando había alguna pelea en la sala, subía las luces al máximo y así la seguridad ya sabía lo que estaba pasando. Pero eran otros tiempos. Todo estaba permitido porque nadie quería enfadarse. Solo querían pasarlo bien. Una de las veces recuerdo ver que se formaba un círculo delante de la cabina y, espero que no se enfade, era el tío Patilla con un burro que se dedicó a ir por la discoteca», ha explicado entre risas en Antena 3.

pablo motos
Antena 3

Pablo Motos se siente orgulloso de haber tocado diferentes palos a nivel profesional, pues cada uno de los sectores le han enseñado y le han llevado hasta donde está hoy. Aunque no todo el mundo sabe de esta aventura laboral, en alguna ocasión se ha reencontrado con personas de su pasado que compartieron con él tiempo y espacio. «Este verano fui a un restaurante y el dueño me dijo que su abuelo era el propietario de una discoteca, El Molino, donde yo era disc-jockey y le dio fotos mías de los años 80 cuando trabajaba allí», comentó Motos hace algún tiempo. 

Solía disfrazarse mientras pinchaba, de hecho, en el pasado mostró alguna imagen y testimonio gráfico que mostraba alguno de los looks en los que Pablo Motos se enfundaba. Y, aunque ya no se dedica a esto, lo cierto es que tiene mucha relación con esta profesión debido a que su sobrino Adrián, a quien ella tiene muchísimo cariño, también se dedica a ello. Un joven extremadamente parecido a él que desde hace años trabaja en ‘El Hormiguero’, en concreto, en la ambientación musical y la producción del espacio televisivo.