El mundo del toro está de luto. Ha fallecido Miguel Báez y Espuny, más conocido como «El Litri», a los 91 años de edad tan solo unos días después de la boda de su hijo, Miguel Báez, con Casilda Ybarra, tal y como ha podido saber SEMANA. Su estado de salud era delicado y ya llevaba un tiempo aquejado por varios problemas derivados de la edad. De hecho, incluso se perdió la boda de su primogénito, por lo que se quedó en su domicilio de Madrid. No acudió ni a la ceremonia civil ni al convite que tuvo lugar en el Cortijo Carrascalejo, en Sanlúcar la Mayor, a pocos kilómetros de Sevilla.

El torero ha fallecido en Madrid, donde residía con su esposa

Según ha podido saber SEMANA, sus restos mortales han sido trasladado hasta el Tanatorio de San Isidro de Madrid donde tendrá lugar la capilla ardiente antes de su último adiós. Hasta allí se acercarán muchos rostros conocidos del mundo del toro para dar el pésame a su hijo, Miguel Báez, que esta noticia le podría haber pillado de Luna de Miel, y a su esposa, Conchita Spínola. De momento, no han trascendido aún las circunstancias de su muerte, que le ha llegado en Madrid, donde residía con su esposa. Su familia y amigos están completamente destrozados por la pérdida del torero, que fue todo un emblema en su mundo durante sus años.

El Litri
Gtres

El estado de salud de Miguel Báez y Espuni ‘El Litri’ era muy delicado debido a su avanzada edad. A sus 91 años, ha tenido una vida repleta de triunfo y éxito. De hecho, a lo largo de los años recibió varias distinciones por su carrera en el mundo del toreo. Medalla de Oro de las Bellas Artes en 1998; hijo adoptivo de la ciudad de Huelva en 2000; medalla de Andalucía Junta de Andalucía en 2007; y medalla de Oro de la provincia de Diputación de Huelva 2010. En todos los momentos de su carrera ha estado arropado por su esposa y por su hijo.

La vida de ‘El Litri’: cuarenta años de toreo y una película sobre su vida

Miguel Báez y Espuny nació en la localidad Valenciana de Gandía el 5 de octubre de 1930. Sin embargo, pronto se mudó a Huelva, donde hizo sus primeros pinitos en el mundo del toreo. El fallecido es hijo del matador de toros Miguel Báez Quintero, el primer Litri de la historia, y hermano del malogrado Manolito. Vistió su primer traje de luces en Valverde del Camino el 17 de agosto de 1947. Cuarenta años después, en el 1987, fue la última vez lo vimos torear y lo hizo por un motivo de gran índole: la toma de alternativa de su hijo en la plaza francesa de Nimes. Fue un grande de su época. De hecho, su fama llegó a ser tal que en 1960 se realizó una película titulada El Litri y su sombra donde se narraba la historia de toda la saga, siendo él el protagonista.