La sevillana ha enviado unas contundentes palabras a la colaboradora de ‘Sálvame’.


Después de más de cuatro meses escuchando la versión de Rocío Carrasco en el documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, Olga Moreno ha tomado el testigo y ha dado respuesta a la exmujer de Antonio David Flores en ‘Ahora, Olga’. Un especial de Telecinco en el que la sevillana ha respondido a las preguntas de Carlos Sobera sobre la tormenta mediática que ha asolado a su familia.

La sevillana ha intentado no iniciar nuevas guerras con la hija de Rocío Jurado, pero no ha podido evitar entrar en asuntos tan polémicos como los motivos por los que su rival dentro y fuera de los platós no se habla con sus hijos. Que Rociíto no se habla con Rocío Flores y David desde hace nueve años es una verdad que está en boca de todos, pero Olga no siempre se ha manifestado sobre ello.

«Si a mí me roban a mi hija cruzo mares»

Ahora, la empresaria ha dado su versión respecto al distanciamiento de Rocío Carrasco con sus vástagos. Lo ha hecho enviando un contundente mensaje. «A mí me pueden poner rocas. Cruzo mares por estar con mi hija… Yo soy madre y yo iría con mi hija hasta el fin del mundo. Si a mí me roban a mi hija cruzo mares. A mí nadie me va a quitar a mi hija. Lo puedo hacer mejor o peor, pero mi hija va a estar conmigo». Con sus palabras ha sido especialmente dura con la realidad que más dolor causa a la madrileña y de la que tantas veces de ha quejado en su docuserie.

Telecinco

«Lo único que he hecho en estos 22 años es darle mucho amor a unos hijos que no son míos. Lo volvería a hacer. Me hubiese gustado que su madre hubiese estado allí siempre, porque lo hubiera hecho todo más fácil», ha recordado.

«Rocío Flores ha llamado muchas veces a su madre»

Asimismo, ha detallado que Rocío Carrasco dejó clara la manera en la que quería comunicarse con Antonio David y sus hijos: «Todo se hará a través de los juzgados. Cuando tengáis que hablar algo de los niños hablad con los abogados». A pesar de la batalla legal que ha enfrentado a ambos bandos durante 25 años, Olga siempre ha animado a Rocío Flores para que estuviera en contacto con su progenitora. «Ha llamado muchas veces a su madre». También ha rememorado las veces que ella y su marido le han pedido que se pusiera en contacto con su madre. «En un Fin de Año le hemos dicho: ‘Llama a tu madre para felicitarla’. Sé perfectamente lo que ha hecho y ha llamado muchas veces a su madre. Me alegro y ojalá que lo siga haciendo». Rota en llanto, se ha lamentado: «Quiero a esos niños. ¿Es algo malo?».