Melanie Griffith, irreconocible por culpa del photoshop para ‘InStyle’

Por más que nos lo digan, siempre nos quedará la duda de si hay gato encerrado, porque no encontramos a Melanie Griffith en su última sesión fotográfica. No es ella. Pero juran y perjuran que así es. Es alucinante cómo el retoque fotográfico puede mejorar las facciones de una persona hasta tal punto, que deja de ser ella misma y esto es precisamente lo que le ha sucedido a la exmujer de Antonio Banderas, que se muestra como una mujer renovada –y tanto- para la nueva portada de la revista ‘InStyle’ del próximo mes de septiembre.

3Sus confesiones cuatro años después del divorcio

Ha llovido mucho desde que Antonio Banderas pasara a ser su exmarido, aunque el amor que siente hacia él no se ha desgastado, como así ha demostrado no solo en sus redes sociales, también en la entrevista que acompaña a estas impresionantes fotografías.

2¿Busca el amor en apps para ligar?

La sirena de Hollywood Melanie Griffith es sexy, está soltera y preparada para un nuevo acto. Pero ¿se atrevería con una aplicación para ligar?, se pregunta la citada publicación, que además adelanta la contundente respuesta de la actriz: “No, por Dios. Tinder o algo así sería muy hortera, me parece” […] Creo que puedo encontrar a alguien por mí misma. Pero si tú conoces a alguien, por favor, dímelo. Quizá busque el amor, pero no el matrimonio de nuevo. Creo que ya no es importante para mí. Pero especialmente si tienes 60 años, cuatro hijos y estás viviendo la vida que siempre has querido. Entonces, ¿para qué casarse? Sí, me enamoraría, tendría un romance, una relación, pero no lo he tenido. Sigo buscando. He tenido un par de amantes, pero no una relación”.

1Eso sí, que nadie se pase de la raya con ella

Melanie Griffith lo tiene muy claro: busca el amor, pero no dejará que nadie le pisotee. No quiere que le suceda lo mismo que le ha pasado a otras tantas mujeres en Hollywood, que han sufrido acoso sexual por parte de depredadores del sector. Ella tiene una opinión muy firma el respecto: Sabía que nunca jamás permitiría que alguien se aprovechara de mí. Y yo era estúpida. No digo que esas chicas sean estúpidas, pero yo estaba al tanto de que eso era posible”.