La cantante nos ha desvelado cómo está viviendo la adolescencia de su hija Paula y que le gustaría que fuera en un futuro


Ya son 12 años los que Marta Sánchez lleva colaborando con la emblemática campaña de Ausonia y la Asociación Española contra el cáncer. Una campaña que SEMANA no ha querido perderse. “No me quiero morir sin ver cómo sale una cura para el cáncer”, explicaba entre lágrimas este jueves, durante la presentación ante la prensa. Para la diva del pop esta es una cita ineludible, a la que no puede faltar. Su hermana y alguna amiga muy cercana han sido víctimas de esta terrible enfermedad y hará todo lo que esté en sus manos, tal y como ella misma nos dice, “siempre es poco”. Con un total look rosa y un pañuelo del mismo color en la cabeza, que simboliza la imagen de la campaña y que este año está diseñada por Ana Looking, la gallega nos abrió su corazón y nos desveló cómo ha pasado estos últimos meses, su relación con el empresario Federico y cómo está viviendo la adolescencia de su hija Paula.

Todos los años me hago una revisión y después de los antecedentes familiares, hay veces que me la hago dos veces. Conozco tantos casos, que tengo un poco de paranoia”, explicaba la cantante nada más empezar, para animar a todas las mujeres a hacerse sus revisiones. Marta, además de apoyar la causa, también quiso comentar a qué niveles le está afectando la crisis sanitaria a su profesión. “A mí los planes no se me resisten ni con Covid, la verdad es que tengo mucha suerte, porque no paro. Acabo de sacar un nuevo tema y sigo componiendo para sacar más música”, ha afirmado. “Tengo un proyecto en mente que se llamará `A solas con Marta´, con el que quiero recorrer España cuando todo sea posible”.

La artista ha pasado su confinamiento en las Islas Canarias, en compañía de su hija Paula y su actual pareja, el empresario Federico. Allí se instaló casi los cuatro meses que estuvo en activo el confinamiento. “Me pilló allí trabajando y no me dio tiempo a regresar a Madrid. Entonces le puse un billete corriendo a mi hija y me la traje conmigo”. Respecto a cómo ha pasado estos últimos meses, Sánchez confiesa que han aprovechado todo este tiempo para conocerse un poco mejor y convivir en familia, algo que por su agenda le resultaba muy complicado. “Este parón me ha servido para darme cuenta de que estaba demasiado obsesionada con trabajar. Saco muchas cosas positivas del confinamiento, porque me dio tiempo para disfrutar de una paz que no había disfrutado en años”, decía visiblemente contenta.

Algo parecido a lo que ha vivido junto a su pareja, pues según nos confesó, todo este tiempo le ha servido para conocerlo mejor. Y es que el convivir tanto tiempo juntos era una prueba de fuego, de la que la artista ha confesado haber salido “airada”. “Federico es una persona muy fácil en todos los sentidos. Tiene un sentido del humor increíble y entiende perfectamente mi profesión”. Una convivencia que no le resulta suficiente como para pasar por el altar. “Yo estoy feliz ahora así, no necesito casarme, yo ya me siento muy casada. Estoy súper bien así. Me gusta mucho la vida que tenemos ahora. No es el momento de pensar en una boda”, ha contestado. “Federico es una persona muy fácil en todos los sentidos».

Su hija Paula también estuvo presente en la entrevista. La joven, que ya es toda una adolescente, se enfrenta a elegir lo que le gustaría ser en un futuro, una elección que su madre piensa apoyar, aunque no le guste. “Yo creo que lo que le apetece ahora mismo es disfrutar de su edad y no estar pendiente de lo que quiere hacer en un futuro. Es una niña que se va a defender siempre en todo lo que haga, porque tiene mucho carácter y mucho amor propio para triunfar”, explicaba orgullosa. “Siempre le he dicho, que en lo que haga intente no ser una más. Que siempre sea una persona que destaque. ¿Y si le saliera artista como ella? Marta también lo tiene claro. “Aunque no está bien que lo diga, mi hija canta muy bien y tiene una creatividad increíble. Me gustaría que siguiera mis pasos, si eso le hiciera feliz totalmente, si no es así, me gustaría que se dedicara a otra cosa”.