Marisa Jara no tira la toalla y sigue adelante con su mayor deseo

Marisa Jara tuvo que ser operada de un tumor en el estómago pero la enfermedad no ha eliminado su gran deseo de ser madre.

Marisa Jara sorprendía a su entorno al confesar a través de sus redes sociales que, en plenas pruebas para convertirse en madre, le habían encontrado un tumor en el estómago que había que extirpar y que, por tanto, retrasaba sus ansiados planes de ser mamá en 2018.

Leer más: Marisa Jara regresa a las pasarelas dos meses después de ser operada junto a María Jesús Ruiz

Leer más: El sueño que Marisa Jara tiene que aparcar para luchar contra el cáncer

Pero si algo caracteriza a la modelo es su carácter positivo y, por si cabía alguna duda de que no ha dejado atrás su sueño, así lo confirmó anoche en el estreno de ‘Gente que viene y bah’. Una Marisa Jara radiante atendió a la prensa y confesó que, como no podía ser de otra manera, su idea de ser mamá sigue en pie: “Yo desde luego no voy a parar y voy a luchar por mi sueño, que es ser mamá, así que de una manera u otra… En abril tengo mis segundos controles médicos y si todo esta correcto ahí podré empezar a buscar un tratamiento, así que no voy a perder la esperanza y voy a luchar”.

Leer más: La valiente decisión de Marisa Jara en su lucha contra el cáncer

Sus palabras fueron alabadas por los periodistas presentes en el acto a lo que la andaluza quiso responder con un mensaje optimista: “Yo creo que es bastante importante la actitud, incluso es tan importante como un tratamiento o lo que te puedan decir los médicos o lo que sea. Mantener una actitud positiva ante lo que te puedan decir o lo que tengas es súper importante. Yo siempre he sido alegre y optimista y no me gustan nada las penas, me gusta ver siempre el vaso medio lleno.”

Así, queda más que claro que, a pesar de las dificultades, Jara es una mujer de palabra que seguirá luchando por cumplir todos y cada uno de sus sueños.

Más contenido .....