Gtres.

Mario Vargas Llosa siembra la duda sobre los motivos de su ruptura con Isabel Preysler

Mario Vargas Llosa ha vuelto a Madrid procedente de París y ha querido desmentir los motivos de su ruptura con Isabel Preysler.

Mario Vargas Llosa decidía poner tierra de por medio tras su ruptura con Isabel Preysler y viajaba a París para estar, seguramente, con uno de sus hijos. A su vuelta a Madrid, el premio Nobel se ha dejado ver al llegar a su piso del centro de la capital española y ha dado el paso de hablar, justo cuando su nombre está de plena actualidad. De hecho, el escritor ha desmentido que los motivos de la ruptura hayan sido los celos.

"No es verdad. No son ciertos, los motivos de la ruptura que se están diciendo no existen", declara rotundo al llegar a su casa del centro de Madrid. Llegaba con ropa oscura y un gorro para evitar ser visto, algo que finalmente no consiguió. Lo que sí ha querido hacer es confirmar la ruptura: "Lo único que quiero es confirmar la entrevista que ha dado Isabel".

Se ha parado para hablar con los medios de comunicación, pero no ha querido dar más detalles sobre lo que han vivido en los últimos meses. Ha preferido guardar silencio al preguntarle si es cierto que quiere volver con su mujer. Después de atender a la prensa, Mario Vargas Llosa regresa a su casa tras pasar unas horas en París y asegura encontrarse bien de ánimos: "Yo me encuentro muy bien, me encuentro muy bien. Acabo de pasar un día en París". 

El escritor llega a su piso de Madrid tras pasar unos días en París

Vídeo: Europa Press.

A lo largo de los últimos días se han ido descubriendo algunos detalles y datos sobre los motivos que habría llevado a una de las grandes parejas del papel couché a tomar caminos separados. Tal es el revuelo que hay en torno a ellos que tanto Preysler como Mario Vargas Llosa han decidido poner tierra de por medio y abandonar Madrid para refugiarse en los suyos.

Isabel Preysler decidía viajar hasta Miami para reencontrarse allí con sus hijos, Chabeli Iglesias y Enrique Iglesias, con los que ha dado la bienvenida al 2023. Hace unos días lo hacía Mario Vargas Llosa, que cogía el pasado viernes un vuelo desde el aeropuerto de Madrid hasta París. Tras mudarse a su céntrico piso en la capital, hacía las maletas para poner tierra de por medio.

X