Mario Vaquerizo ha denunciado ante la Policía que le ha sido suplantada la identidad para conseguir gafas u otro tipo de productos haciéndose pasar por él.


La participación de José Antonio Avilés en ‘Supervivientes’ no solo está dando que hablar por las broncas que ha protagonizado en el reality. Ahora han salido varios testimonios que le acusan de presunta estafa y fraude, lo que le ha puesto en el ojo del huracán. Si bien hace algunos días ‘Sálvame’ hablaba con la escuela en la que el joven decía haberse graduado como periodista, universidad en la que desmintieron que hubiera sido alumno, ahora son muchos los empresarios los que han relatado las deudas que les ha dejado el colaborador de televisión. Una experiencia que, desafortunadamente, ha vivido otros famosos como Mario Vaquerizo. Según ha podido saber SEMANA, el artista ha vuelto a ser víctima de suplantación de identidad.

Tal es su preocupación que lo ha denunciado ante la Policía, sin embargo, todavía no ha logrado que se tomen medidas contra estas personas que se han hecho pasar por él para conseguir un beneficio. En este caso, se trata de varios perfiles falsos de la red social de Twitter, los cuales se han puesto en contacto con determinadas empresas para conseguir gafas de marca y lujo. Una información que llegó a Mario Vaquerizo y por la que fue advertido. Sobre ello hemos querido charlar con el cantante, no obstante, se ha mostrado hermético. Aunque atiende amable a SEMANA, el líder de las Nancys Rubias ha cortado la comunicación de forma apresurada y lo ha hecho muy escaso en palabras: «Estoy desconectado del mundo con esto del confinamiento. No me entero de nada. Muchas gracias mi amor». No ha entrado en detalles, ni tampoco ha desmentido los datos que maneja esta revista, a pesar de que hace algún tiempo Mario sí que vivió situaciones de este calado y así lo relató públicamente.

Lo cierto es que en más de una ocasión él mismo ha explicado qué tipo de suplantaciones ha sufrido tanto en Twitter como en Facebook, dos redes sociales en las que no cuenta con ningún perfil. Solo forma parte de Instagram, nicho en el que tiene más de un millón de seguidores que permanecen muy pendientes de su día a día y de cómo se enfrenta a la vida con un eterno humor.

A pesar de que, por el momento, parece que no han conseguido que se tomen las pertinentes medidas contra ellos o posibles sanciones, Mario Vaquerizo no se ha rendido. Cada vez que se ha encontrado con este tipo de situaciones se ha dirigido a la Policía, donde ha denunciado haber sido víctima de la suplantación de identidad. Cada vez lo sufren más personas en la Red y está tipificado como delito en el Código Penal. Depende del caso, pues hay muchos métodos, pero en ciertas ocasiones se elimina el perfil falso y cuando se utilizan datos de la víctima, además se está vulnerando el derecho a la propia imagen de la persona, según revelan expertos a este medio.

No ha sido la primera vez

Mario Vaquerizo ha denunciado otras veces ante las Autoridades este tipo de hechos, aportando correos electrónicos de empresas y agencias de comunicación que le alertaban de estos intentos que, en este caso, no llegaron a término. Se hacían pasar por él «pidiendo suministro de teléfonos móviles para promocionarlos a través de la red», lo que le llevó a denunciarlo. «Llevo avisándolo mucho tiempo, pero ya me he cansado. Así que espero que, una vez la denuncia sea tramitada a los juzgados, éstos hagan bien su trabajo y procedan al cierre de tales perfiles», explicó Vaquerizo en el pasado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

En los camerinos listos para el ensayo general de #laúltimatourné que estrenamos mañana en Estepona. Viva!!!

Una publicación compartida de Mario (@mariovaquerizooficial) el

También hizo público un problema similar en el año 2015. Para él era imposible acceder tanto a Facebook como a Twitter, ya que supuestamente su perfil ya existía. «Llevo más de dos años siendo agredido por alguien que se hace pasar por mí, que escribe comentarios deleznables y asquerosos y lo que más indignación me causa es que no pueda acceder a la empresa ni de ‘Face’ ni de Twitter alegando que soy yo y que cierre esos perfiles para alguien que se está haciendo pasar por mí», apuntó Mario Vaquerizo después de denunciar varias cuentas que tenían su nombre. ¿Conseguirá esta vez, por fin, impedir que alguien se haga pasar por él y evitar así que se intenten cometer delitos con su nombre y apellidos? Mientras él trata de luchar contra ello a capa y espada, no piensa bajar los brazos y piensa seguir desmontando las cuentas tantas falsas que tantos quebraderos de cabeza le han provocado.