«Me han maltratado en el trabajo», ha afirmado la presentadora sobre la etapa más oscura que vivió en Televisión Española.


Con total sinceridad, así se ha mostrado Mariló Montero durante su entrevista en ‘Sábado Deluxe’. La presentadora ha recordado su pasó por Televisión Española donde ha reconocido haber sufrido un auténtico linchamiento, también vivir acoso laboral en sus propias carnes. «Me han maltratado en el trabajo», ha dicho. A pesar de haber calificado aquella etapa como «interesante», ha explicado que durante un tiempo tuvo que estar medicada: «Fue un tiempo de estrés en el que tuve que gestionar los linchamientos».

Telecinco

Ha explicado que una persona le gritaba de forma constante a través del pinganillo: «Eso es intolerable porque mina la moral». Aquel oscuro episodio laboral intentó resolverlo haciendo las denuncias pertinentes a las personas superiores que estaban al cargo. «Tuve que pedir que no me hablase esta persona por el pinganillo».

«Los problemas los tienen las personas que pierden el equilibrio. Fue duro, pero hay que encontrar la estrategia para que eso no te haga mella», ha afirmado sobre aquel episodio. «Hay muchísimos casos de malos tratos en el trabajo. Hay protocolos de actuación por parte de la administración pública», ha afirmado cuando en el programa han recordado las declaraciones que realizó en su momento Pablo Iglesias sobre ella -se filtró una conversación privada en la que el expolítico habría dicho «la azotaría hasta que sangre».

No ha pasado por alto la navarra las duras críticas que recibió en aquel momento en las redes sociales. «Durante mucho tiempo me hicieron sentir la tonta de España». Finalmente optó por marcharse de TVE: «Aquello no cesaba y yo preferí irme». Se tomó un reparador año sabático en el que disfrutó de una ciudad que siempre le había atraído. «En el 2017 me fui de Televisión Española y decidí irme a Nueva York, una cosa que había querido hacer siempre. Entonces encontré un momento perfecto para cogerme un año sabático».

«Carlos es familia»

La navarra se ha pronunciado también sobre otros aspectos, entre ellos, su divorcio de Carlos Herrera. «Carlos es familia. Has compartido un proyecto vital, has hecho una familia. Para mí el Herrera ha sido, es y será. Es irremediable que nos queramos. Mi matrimonio ha sido muy pacífico, ha sido prácticamente modélico». Eso sí, no ha querido entrar en detalles del motivo por el que terminó su matrimonio. «No es necesario decir aquí la razón por la que lo dejamos». Actualmente atraviesa una etapa sin ataduras que está disfrutando, según ha confesado: «No ligo mucho, pero hay un poco de movimiento».

Cuando tenía tan solo 25 años, Mariló Montero perdió a una de los pilares de su vida, su progenitora. «De la muerte de mi madre aprendí que tuve una gran suerte porque nos pudimos despedir. Se murió con una dignidad asombrosa. Hablo con ella y me llena de paz. Ella se murió de ELA y mi padre y mi hermano de un accidente de coche».