La ‘influencer’ siempre ha compartido cómo avanza su estado de embarazo, pero ahora acaba de desvelar una noticia sobre su pequeño Martín que le tiene preocupada.


María Pombo comparte cada noticia de su vida con sus más de 1,6 millones de seguidores en Instagram. Aunque siempre ha dicho que hay cosas que por supuesto no muestra en su perfil, lo cierto es que la ‘influencer’ suele compartir las buenas noticias, y también las que son menos buenas. Lo ha hecho cuando ha pasado un momento regular en su vida o cuando fue diagnosticada de esclerosis múltiple.

Hemos seguido su embarazo durante todos estos meses, así como cada visita que ha hecho a su ginecólogo para ver al pequeño Martín. Todo ha ido bien, pero hace apenas unas horas, María Pombo mostraba su preocupación a sus seguidores tras visitar al médico. Y es que según explica ella misma en sus Stories, parece que Martín ha dejado de crecer en los últimos días.

«Está todo bien, pero me ha dicho el ginecólogo que Martín está creciendo a un ritmo muy lento», empezaba explicando tras acudir al médico para ver una vez más a Martín. Ha desvelado, además, que está un poco preocupada, y que el bebé pesa por ahora 2,3 kg, lo mismo que pesaba hace 15 días. Esto ha llevado al médico a tomar la decisión de hacer controles en menos días para controlar el peso del bebé.

María, muy preocupada por las últimas noticias sobre su embarazo

© Redes sociales.

«Me he asustado un poco cuando me ha dicho el ginecólogo que Martín ha dejado de crecer. Me ha dicho que lo peor que puede pasar es que me tengan que inducir el parto para que Martín siga creciendo fuera», continuaba explicando María Pombo. El bebé está previsto que nazca el 2 de enero.

No es el primer susto

Hace algo menos de un mes, María Pombo también tuvo un pequeño susto que le obligó a visitar urgencias. Ella misma contaba qué había ocurrido para tranquilizar a sus fans. «Hoy Martín está rebelde. Hemos venido a controlar contracciones», escribió su marido, Pablo Castellano, pasadas las cinco de la mañana en sus redes sociales. Junto a estas palabras el empresario adjuntó una fotografía en la que aparecía su esposa, María Pombo, mientras era motorizada, storie que hizo saltar las alarmas entre sus seguidores.

La imagen de María desde el hospital que preocupó a sus fans

© Redes sociales.

Aunque el joven quería tranquilizar y afirmar que todo había salido bien, ha sido la influencer quien tras un aluvión de comentarios ha explicado qué sucedió en la noche del jueves al viernes y cómo vivieron ambos este contratiempo. «Estaba mal colocado, pero fenomenal. No me estaba poniendo de parto. Estuve controlada hasta las seis de la mañana», comienza diciendo la joven en su perfil de Instagram.