María Pombo ha tenido que volver a ponerse el tratamiento contra la esclerosis múltiple y ha confesado que por primera vez ha sentido malestar.


María Pombo ha pasado un verano de lo más imparable. La ‘influencer’ ha tenido la suerte de pasar unos días en las Islas Baleares con su familia y amigos. Después de pasar unos días en Madrid, María viajó a Almería, donde acude cada verano para pasar tiempo con su familia, a la que está muy unida. Ya de vuelta en la capital, María Pombo está retomando poco a poco su rutina de trabajo y de reencuentros con amigos.

Aunque han sido días de no parar, María ha encontrado hueco para quedar con sus amigos y enseñarles su casa nueva, que no le puede gustar más. A esto se suma que la joven ha tenido que cumplir con varias reuniones de trabajo que le han mantenido más alejada de las redes sociales: «He tenido reuniones, que ahora no son presenciales, son a través de videollamadas», explicaba sobre esta nueva normalidad.

Pero el hecho de que no haya estado muy activa en las redes no ha sido solo por trabajo, sino que también ha sido «culpa» del malestar que ha sentido en las últimas horas al tener que ponerse el tratamiento, con el que tiene que cumplir cada 15 días, contra la esclerosis múltiple que le fue diagnosticada hace apenas unos meses.

«Hoy me ha tocado ponerme la medicación, que ya sabéis que me lo pongo cada 15 días. Es la primera vez que me ha sentado como un poco… que me ha dejado caída, esto se arregla con un ibuprofeno, pero como con el embarazo no puedo y no tengo paracetamol en casa, se me ha acabado… Pero bueno, nada fuera de lo común, porque me dijeron lo más normal es que durante unas horas te sintieras un poco más caída y llegaras incluso a tener décimas de fiebre, y yo no he llegado a tener fiebre», desvela sincera sobre el malestar que ha tenido durante unas horas.

María Pombo ha pasado un año de lo más complicado. Justo hace unos meses se enteraba que padecía esclerosis múltiple, una noticia que ha afrontado con positividad. Justo en pleno confinamiento, empezaba a encontrarse mal, por lo que acudió al hospital, donde empezaron a hacerle varias pruebas para confirmarle unas semanas después lo que ella misma se imaginaba. Sin embargo, no todo ha sido malo en el 2020 para María Pombo.

Y es que unas semanas después de enterarse de que padecía esta enfermedad, la ‘influencer’ confirmaba que estaba embarazada de su primer hijo, fruto de su relación con Pablo Castellano. La joven no pudo evitar mostrarse ilusionada y al poco de confirmarlo, aseguraba que era un niño, al que iban a llamar Martín.

Pues bien, cuando está viviendo un verano de lo más feliz, viendo crecer su barriguita poco a poco, María Pombo ha querido mostrar a sus seguidores uno de los momentos más íntimos de su embarazo: un vídeo del momento en el que se enteró que estaba embarazada.