La actriz ha compartido una reflexión sobre la maternidad real dos semanas después de convertirse en madre por segunda vez con una foto de cómo está su cuerpo ahora. Y no ha dejado indiferente a nadie.


María Castro ha hecho una reflexión de lo más aplaudida en las redes sociales. La actriz ha querido mostrar cómo está su cuerpo dos semanas después de haber dado la bienvenida a su segunda hija, a la que han llamado Olivia. Lo ha hecho con una foto en la que vemos que su cuerpo todavía no se ha recuperado después del parto.

«Hoy hace dos semanas que llegaste al mundo Olivia… hace 14 días, a estas horas, mi cuerpo estaba a punto de explotar… y mi corazón también, pero de amor!!! Esta mañana, no he podido evitar dedicar unos minutos a mirarme al espejo… y pensar!!!», comenzaba diciendo antes de desvelar qué ha sentido cuando se ha parado a analizar su cuerpo.

Ha querido hacer una reflexión sobre las consecuencias: «Y pensar que aún con los calzoncillos de fin de año de mi marido (la cicatriz de la cesárea no me deja aún ponerme otra cosa…), la ropa interior sin conjuntar por supuesto, con ojeras de mapache, con pelo empapado de la ducha, y con barriguita incipiente… el cuerpo de la mujer es VALIENTE y BELLO.

Todavía luce una incipiente barriguita tras dar a luz

© Redes sociales.

«Poco menos que lo dona durante meses para crear y albergar vida… y ese mismo cuerpo, por decisión propia (y respetando cualquier postura), alimenta ahora a una criatura, a la que ya le asoman los mofletes. No os voy a engañar… uno de los primeros pensamientos fue: “tranquilo cuerpo, en nada te recuperas y vuelves a ser el de antes”… pero tampoco os engaño si os digo que me sentí absurda…absurda de narices!!!! Mamás del mundo! No tenemos nada de qué recuperarnos!!!!», declara animando a todas las madres a dar tiempo al cuerpo para recuperarse.

La actriz promueve que hay que adaptarse a cada momento: «Esta es nuestra nueva realidad… y es el resultado del acto más mágico de amor! Cada una de las señales: estrías, cicatrices, tripas, barrigas al más puro slime… hayan venido para quedarse o no, están ahí para recordarnos lo jabatas que hemos sido! Y os aseguro que las mujeres en las que nos hemos convertido…. las del ahora… nada tienen que envidiar a las del antes!
Ahora a cuidarse y a dejarse mimar!», terminaba diciendo.

Ser madre por segunda vez está siendo toda una experiencia

© Redes sociales.

Han sido unas semanas complicadas, en las que María Castro pensaba que se iba a ver sobrepasada, pero lo cierto es que se ha adaptado muy bien a esta nueva etapa de su vida: «Me preguntaba si llegaría a todo… la respuesta es sí. Cómo? Pues como tod@os! Durmiendo poco, dejando el cepillo como elemento de decoración y activando la función multitarea (ahora mismo, dando de mamar a una, mientras columpio a la otra). La vida… mi vida… nuestra vida… la que no cambio por nada. (Que en 13 días, esa manita agarre con firmeza la tira del sujetador, me sigue pareciendo mágico)», comentó hace apenas unos días.