La joven se ha centrado en su faceta de emprendedora, un perfil que compartía también con Álex Lequio.


Su historia de amor con Álex Lequio se truncó de la peor de las maneras el pasado mes de mayo. Han sido unos meses duros para Carolina Monje en los que ha optado por una discreción de la que ha hecho gala durante los casi dos años que permaneció al lado del hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio. La joven se ha centrado por completo en su perfil profesional y en un proyecto que le hacía especial ilusión, su propia línea de ropa. Sin duda, un soplo de aire fresco en tiempos complicados y gracias al cual la vemos de nuevo sonreír. 

Instagram

Carolina se dejaba ver en una publicación compartida a través del perfil de Instagram de su firma ‘Carola Monje’ junto a dos amigas, ambas vestidas por ella. En el centro, se mostraba ilusionada mirando hacia adelante y refugiándose en su faceta de emprendedora. Un perfil que compartía también con Álex Lequio quien fundó junto a un amigo la empresa ‘Polar Marketing’, una agencia especializada en marketing digital 360.

Desde el pasado 13 de mayo, fecha en la que falleció Álex, Carolina ha vivido su dolor de forma íntima. Regresó a su ciudad, Barcelona, tras dar el último adiós al «mejor novio que nadie podría desear», tal y como le definió en una emotiva carta de despedida que publicó y poco después borró de forma inesperada, tal vez consciente del revuelo que ocasionó.

La joven abre su corazón

Hace tan solo unos días, sorprendían unas reflexiones de la joven que se convierten hoy, más que nunca, en reveladoras: «Nada crece sin lluvia. Aprende a aceptar las tormentas en tu vida», manifestaba junto a una etiqueta que utiliza habitualmente: ‘Libertad en paz’. Sus comentarios reflejan el momento personal que atraviesa, donde transmite que no se rinde y mira hacia adelante. Un legado que le dejó el propio Álex Lequio quien siempre afrontó su vida con una enorme sonrisa, dando una auténtica lección a muchos.

Gtres

Entre sus diversas reflexiones, figuran frases como las siguientes: «Dale a tus seres queridos alas para volar, raíces para volver y razones para quedarse», «Estás aquí para encontrar tu propio camino y entregarte a él con cuerpo y alma» o «Siembra Calma.. y cosecharás serenidad…», comentarios que la empresaria ha publicado junto a imágenes bucólicas de paisajes.

En su carta de despedida, Carolina Monje tuvo también unas bonitas palabras dedicadas a Ana Obregón y Álessandro Lequio: «Darle las gracias a los mejores padres que podrías haber tenido, a los que admiro por su incalculable fuerza, valentía y amor hacia ti. Siempre formarán parte de mi. Como solías decir, somos tus compañeros de batalla y creo que no podrías haber escogido mejor. Gracias por haber traído a este mundo al hombre de mi vida. Te amo por y para siempre, mi niño bonito».