El hijo de Isabel Pantoja ha publicado este viernes su nuevo tema, ‘Se me olvidó estar solo’, dedicado íntegramente a su hija pequeña, Carlota. Esto es lo que le dedica.


Kiko Rivera ya había dedicado una canción a su hijos mayores, Fran y Ana. El dj ahora ha querido sorprender a su hija Carlota con un nuevo tema y lo ha hecho a pocas horas de que empiece la Navidad. ‘Se me olvidó estar solo’. Así ha llamado a su nuevo single, que ha salido publicado este mismo viernes 24 de diciembre, justo el día que se celebra la cena de Nochebuena.

«En diciembre sale tu canción 🤗 Canción que salió del ❤️ Querida hija gracias por cambiar mi vida a mejor. Tú puedes salvar este corazón solo que todavía no lo sabes 😍 Te amo mucho 🥰», escribía hace unos días emocionado junto a un vídeo en el que mostraba algunos recuerdos con su hija pequeña.

El hijo de Isabel Pantoja ha mostrado el amor que le tiene a su hija pequeña, con la que tiene una relación especial. Le hace saber que su llegada vino en el mejor momento, llegando incluso a curar sus cicatrices. «Este corazón que está asustadizo, que lo ven valiente pero es impreciso. Hay una persona que lo puede salvar. Ella no lo sabe, no lo sabe…», empieza diciendo Kiko Rivera en este nuevo tema.

Kiko Rivera dedica una canción a su hija pequeña, Carlota

Vídeo: YouTube.

«Tiemblan los cimientos a mi alrededor como un terremoto que me sacudió. Vino en el invierno regalándome el sol, pero ella no lo sabe, no lo sabe. Tú me diste el aire que faltaba cuando no había nadie. Ahora todo rima con amarte. Ahora solo quiero respirarte. Lo quiero todo, contigo todo. Me diste la vuelta cuando apareciste, siendo tú la cura de mis cicatrices», le dedica a su pequeña.

Ahora le dedica estas palabras tan bonitas, justo cuando ha confesado que el embarazo de la pequeña Carlota no fue para él el mejor. Ya desveló hace unas semanas a Jesús Calleja en ‘Planeta Calleja’ que no fue fácil. El nacimiento de la pequeña llegó en un momento muy complicado de su vida cuando se encontraba sumido en las drogas. «Estaba muy mal. No me sentía bien conmigo mismo, no lo aceptaba». Una actitud de la que se siente totalmente arrepentido. «Yo no aceptaba ese embarazo y los nueve meses no toqué la barriga ni una sola vez. No la quería, incluso, el día de su nacimiento tampoco. Pero, poco a poco, me fue ganando», explicaba muy emocionado, sin poder contener las lágrimas.

El hijo de la tonadillera subrayaba que quiere a sus tres hijos por igual, pero que con la benjamina de la familia tiene una sintonía muy especial. «La más cariñosa es mi Carlota».  Asimismo, explicaba que el nacimiento de su hija mayor, Ana, también se produjo en una etapa difícil. «Nació cuando mi madre estaba en la cárcel y vivía mi peor momento de drogadicción. Durante ese tiempo el único día feliz fue cuando nació».