Kiko Matamoros está preocupado por la evolución de su hijo, que ha estado ingresado en un hospital tras quedar «parapléjico» por un problema en la columna vertebral.


Hace apenas un día se supo que Diego Matamoros llevaba una semana ingresado en el hospital después de haber sufrido una crisis que lo mantuvo sin poder moverse durante varios días. Era su hermana Laura Matamoros la encargada de confirmar la noticia. «Ya está un poquito mejor. La verdad es que han sido unos días bastante complicados, han sido unos días que lo ha pasado bastante mal en el hospital y hoy por fin se ha podido ir a casa», declaraba la joven el pasado 30 de marzo. Ahora, su padre, Kiko Matamoros, ha confesado en el plató de ‘Sálvame‘ que lo ha pasado muy mal ante este revés de salud de su hijo.

«Lo he pasado regular»

El colaborador ha explicado que el motivo que ha llevado al joven a permanecer en un centro hospitalario ha sido «una opresión de la médula» que le ha generado un serio problema en las vértebras. Esto hizo que quedara «parapléjico» y no pudiera moverse. «He estado preocupado por la salud de mi hijo», ha confesado ante las cámaras. «Además, le han detectado un problema congénito. Eso y dos hijas que han estado con covid. Lo he pasado regular».

«Me llamó él. Hablamos todos los días y me llamó y me dijo que tenía ese problema y que se iba para urgencias del hospital… Ha sido un susto muy grande y han sido días complicados» ha confesado, aliviado. La última noticia que he tenido es que estaba mejor y ya está en casa».

Diego Matamoros hospital
© Redes sociales.

Diego Matamoros ha estado ingresado en un hospital cerca de una semana tras haber sufrido una grave crisis relacionada con problemas degenerativos en la espalda. Y es que tal y como ha contado el modelo e influencer, el pasado viernes le fallaron las piernas y se cayó al suelo, por lo que tuvo que ser trasladado en ambulancia a un centro médico. Allí le realizaron varias pruebas diagnósticas y se le sometió a una intervención para inyectarle corticoides en la médula e intentar paliar sus dolores.

© Redes sociales.

Kiko Matamoros, que acaba de regresar de unas vacaciones en Maldivas junto a su novia, Marta López, no ha querido confirmar ni desmentir si entrará en la plantilla de concursantes de ‘Supervivientes 2022’. Sí ha confesado que durante su estancia en el paraíso ha «hecho mucho deporte». Incluso ha practicado una de las actividades que forman parte de las pruebas del reality: «He hecho apnea. Es una cosa que me fascina. Parea ganar una prueba de líder», ha bromeado. «Si voy… haré apnea», añadía.

Cuando Jorge Javier Vázquez le ha preguntado si dejaría su trabajo como relaciones públicas en la discoteca ‘Oh My Club’ de Madrid, ha sentenciado: «Eso sí que me va a joder, porque es una válvula de escape… Lo mismo me ponen una bola de discoteca».

El madrileño se ha pronunciado también sobre las declaraciones de su ex, Makoke, quien ha anunciado que su situación económica actual «no es cómoda» y que hace frente a verdaderos apuros para mantenerse. «Lo de los sujetadores resulta que no le va tan bien», ha espetado, sin mostrar demasiada preocupación por el complicado panorama financiero de la malagueña.

Vídeo: Europa Press

¿Qué problema de salud ha tenido Diego Matamoros?

El hijo de Kiko Matamoros ha confesado a sus seguidores que ha estado ingresado en el hospital «por un tema congénito y degenerativo» que padece relacionado con hernias discales y con la médula: «Tuve una crisis bastante severa en la espalda».