«No solo digo que no se soportan, también que se detestan y se dan asco», ha afirmado el colaborador sobre las hermanas Campos.


Kiko Hernández ha sorprendido regresando a ‘Sábado Deluxe’. El siempre controvertido colaborador lo hacía por una razón de peso, nada menos que motivado por el polígrafo de Carmen Borrego. «No he firmado ni contrato ni nada», ha recalcado al principio del programa. Eso sí, no ha tardado en cargar duramente contra Terelu Campos. 

Kiko Hernández plató
© Telecinco.

«Yo ayer vi que Potota venía al polígrafo y he cogido mi coche y me he plantado en Telecinco. Eso que los fines de semana para mí son sagrados», ha recordado a la audiencia de Telecinco. No ha querido faltar durante una noche que promete dar mucho que hablar, el esperado polígrafo de Carmen Borrego en medio de una sonada contienda familiar.

Kiko Hernández ha reconocido que nada más llegar a las instalaciones de la cadena ha coincidido con Terelu, una de sus grandes enemigas, pero esta ha evitado encontrarse con él. «He aparcado y la he visto al fondo. Cuando ha visto que era yo ha salido corriendo». Ha explicando que iba ocultándose detrás de una gran foto de su niñez que le han regalado en ‘Viva la vida’.

Kiko Hernández plató
© Telecinco.

El colaborador ha subrayado que no tiene ninguna guerra ni con Alejandra Rubio ni con Terelu. Sin embargo, le ha dedicado un duro mensaje a esta última a quien culpa de muchas cosas. «Cada vez que yo he hablado ha sido por una provocación y yo he contestado. Aquí hacemos show y televisión, como has hecho tú cincuenta mil veces. Lo único que te pido es que si me nombres, luego no vengas de digna cuando te contesto». También ha ahondado sobre la tensa relación que mantienen las hermanas. «No solo digo que no se soportan, también que se detestan y se dan asco».

El polígrafo de Carmen Borrego

Kiko Hernández no ha querido perderse una noche clave para el clan Campos. Antes de producirse el polígrafo, Terelu ha confesado en ‘Viva la vida’ que desconocía que su hermana iba a someterse a las preguntas de Conchita. «No me lo esperaba, me he puesto nerviosa, me descompone«, ha asegurado con semblante muy serio. «Me he puesto tan nerviosa porque pensaba que las cosas estaban bien. Un polígrafo es un espacio complicado que te lleva a la controversia y a la especulación, el mal rollo».

Carmen Borrego
Telecinco

Por su parte, Carmen Borrego ha comenzado su intervención recalcando que deseaba exponer su versión de los hechos sobre las tensas relaciones familiares. «Espero que se sepa mi verdad. Cuando una cuenta su verdad debe asumir que no a todo el mundo le siente bien. No vengo a hacer daño a nadie. No es mi intención. No vengo con ninguna intención de incendiar nada». Además, ha aprovechado para defenderse. «Yo también tengo hijos que no son públicos, pero que también sufren y les duelen las cosas».