Kate Middleton, radiante, vuelve a confiar en su diseñador fetiche

    En un día tan especial para Kate Middleton como ha sido el bautizo de su hijo, el príncipe Louis, una vez más la duquesa de Cambridge ha vuelto a confiar en uno de sus diseñadores predilectos.

    Era su aparición estelar tras dar a luz y lo ha hecho de manera radiante vestida marco marfil con un vestido de Alexander McQueen, el mismo diseñador que escogió en el día de los bautizos de sus otros dos hijos así como en la boda de Harry y Meghan.

    Vestido de Alexander McQueen.

    Han destacado en su look, con falda hasta la rodilla, los hombros abullonados por encima de la manga larga y el escote en pico.

    Llamativo tocado y pendientes floreados

    Otro de los elementos más llamativos que sin duda ha lucido la esposa del príncipe Guillermo ha sido el tocado escogido para la ocasión: un tocado de Jane Taylor también en tonos crudos, colocado sobre su cabello recogido.

    Como joyas, la duquesa de Cambridge se ha decantado por unos discretos y elegantes pendientes en forma de flor.

    Tocado de Jane Taylor.

    Se trata de un look que, aunque renovado, respeta la líneas seguida por Kate en los anteriores bautizos de Charlotte y George. En los tres bautizos e sus hijos ha escogido el mismo diseñador para el vestido, la misma diseñadora para el tocado y el mismo color.

    Muy sonriente y con una luz especial ha lucido Kate Middleton en el día del bautizo de su tercer hijo, el príncipe Louis. Obnubilada miraba a su retoño, al que ha llevado en brazos.

    COnjuntada con su retoño.

    Precioso ha lucido el faldón del príncipe Louis, una confección realizada como  una réplica del que lució la princesa Victoria en 1840 cuyo color combinaba a la perfección con el tono del look de su madre.

    El blanco marfil de Kate ha contrastado con el verde caqui escogido por Meghan Markle en su look y con el azul celeste de su madre y su hermana.

    Escote de pico y manga larga.

     

    Más contenido .....