«Fui pocas veces a verlo», ha admitido el presentador. «Ahora me trasladaría para estar a su lado hasta el último momento».


Dos días después de la entrevista más valiente de Paz Padilla en ‘Sábado Deluxe», Jorge Javier Vázquez y los colaboradores de ‘Sálvame’ han repasado en detalle las declaraciones de su compañera. El pasado sábado, la andaluza regresaba a Telecinco para revelar cómo vivió la enfermedad y posterior muerte de su marido fallecido el pasado 18 de julio. Antonio Juan Vidal perdía la vida en el domicilio que compartía con la presentadora tras un año de lucha contra el cáncer.

Jorge Javier reflexiona sobre las declaraciones de Paz Padilla

«Si algo he aprendido en todo este proceso es que lo amaba con locura y lo único que yo le he podido dar es solo amor», contaba Paz el pasado sábado al recordar la triste pérdida de su pareja. Su entrevista con Jorge Javier ha sido aplaudida por muchos compañeros de profesión, como Alessandro Lequio, Carmen Borrego, Toñi Moreno o Ana Rosa Quintana. Todos ellos han valorado muy positivamente el gesto de la andaluza al abordar de manera tan sincera cómo ha vivido este último año. También la audiencia ha agradecido su generosidad al hablar, desde la serenidad, de temas tan delicados como la enfermedad y la muerte de un ser querido.

«Me ha hecho pensar mucho la entrevista», ha confesado Jorge Javier este lunes en ‘Sálvame’. «Yo lo viví con mi padre, el mismo proceso. Pero yo no tuve la valentía de Paz. Reconozco que fui muy pocas veces porque ir a Badalona era para mí encontrarme con la muerte«, confesaba. Y destacaba también la manera en la que su hija la ha acompañado. «Lo que hizo Anna, estar un año con una persona que sabes que se va a morir, me parece demoledor y una experiencia brutal. Paz lo explicó muy bien: lo voy a aprovechar al máximo». El de Badalona cree que su compañera afrontó la enfermedad de Antonio Juan con enorme coraje. Una actitud que, en el caso de la dolencia de su padre, él no tuvo. Lo afrontó de un modo distinto.

«Enfrentarse a la muerte es algo que llevo trabajando mucho tiempo»

«Yo le decía a mi madre: no me gusta verlo así, prefiero que se acabe cuanto antes. En su momento no lo hice porque no le salió, pero ahora no lo haría así. Yo me trasladaría para estar a su lado hasta el último momento», confesaba. «Cuando tuve lo del ictus y salí y recuerdo que Laura Fa dijo: ‘Ahora está muy bien pero luego le dará el bajón’. Es verdad que estás en ese tipo de situaciones estaba chutado».

A Jorge Javier las palabras de la actriz lo han conmovido profundamente. «Paz ha vivido un proceso terrible. Lo ha vivido muy bien porque lo que ha hecho es dar amor, y ha hecho una despedida preciosa, pero luego viene el bajón emocional… todo eso aparece a los tres meses. Paz ha vivido una tragedia. Lo puedes enmascarar. Pero que una persona se muera a los 52 años, eso no es natural», añadía. «Una mujer como Paz que encuentra el amor de su vida y que está feliz y estable y que de repente en el mejor momento te lo rompan todo es una tragedia».

Jorge Javier, cuya vida dio un giro radical tras sufrir un derrame cerebral, no ha tenido reparos en reconocer que desde entonces ha meditado mucho sobre la muerte. «Enfrentarse a la muerte es algo que llevo trabajando mucho tiempo. Sí hay una cosa con Paz en lo que no estoy de acuerdo. No me gusta lo que ella piensa. Me falta encontrar qué pasa después de todo esto. A mí me parece que algo tiene que haber porque si no… Me hubiera gustado que me dijese ‘sí, nos vamos a encontrar’ porque yo creo que después de esto hay algo, lo creo firmemente porque no le veo ningún sentido si no. Estoy de acuerdo con lo que dice del proceso de la muerte, pero en lo que hay después, algo tiene que haber… eso es lo que me cuesta. Creo mucho en las energías».

«Enfrentarse a la muerte es algo que llevo trabajando mucho tiempo»

El presentador ha contado, además, cómo fueron los instantes previos a la defunción de su padre. Un momento en el que toda la familia estaba reunida alrededor de su progenitor. «Se levantó, incorporó los ojos y pum. Esa incorporación… Y dijimos todos: ya. Yo no caí con lo de mi padre… Lo de Paz fue algo muy espiritual. Lo de mi padre fue mucho más físico. Con la respiración notas que eso se va alterando de manera especial. Se incorporó y adiós».

Asimismo, recordaba que durante la convalecencia de su padre siguió adelante con su vida. No dejó de ir al trabajo. Ni de salir con sus amigos. «Cuando estaba enfermo seguía saliendo por la noche. Y alguna vez que me levantaba pensaba que… La vida sigue».

Para el catalán, el testimonio y «el ánimo de Paz», quien ha dejado claro que quiere «ser feliz y luchar por ser feliz», es un verdadera enseñanza para la vida. «Lo más fácil es la tristeza, abandonarte y estar triste. No hay que tener miedo a estar tristes. La tristeza es normal. Hay una diferencia entre la depresión y la tristeza. Con la depresión notas que no sales, que por mucho que lo intentes no sales». Y concluía: «Me encanta que Paz se sentara el sábado y lo compartiera».