Joaquín Prat ha retado a Yola Berrocal para que cuando se vean las caras cuente el verdadero motivo por el que su amistad terminó.


Yola Berrocal en ‘La Casa Fuerte‘ abrió la caja de Pandora. A pesar de que solo dio dos iniciales, rápidamente el nombre de Joaquín Prat vino a la cabeza de todo el mundo. Entonces, la bailarina señaló lo ilusionada que había estado con el presentador, sin embargo, algo sucedió entre ellos para que todo se rompiera. «Me encantaba porque era encantador, divertido, aventurero…Si nos hubiéramos conocido en otro momento hubiera pasado algo bonito», dijo dentro del reality. Sobre este asunto que tantas ampollas ha levantado fue preguntada en ‘Sálvame Diario‘, no obstante, sus palabras tan solo dispararon el misterio que existe en torno a esta historia. «Tengo que hablar con él y darle las gracias por cómo me ha defendido. Voy a hablar con él, pero no contaré aquí nada. Prefiero directamente contárselo a él todo», comenzó diciendo Yola en el programa vespertino. Será este jueves, día 30 de junio, la fecha en la que se verán cara a cara, un encuentro que el presentador de ‘El programa de Ana Rosa’ espera ansioso.

Yola acudirá al espacio que él mismo presenta y, aunque todavía quedan algunos días hasta que se produzca, Joaquín ha lanzado un reto a la polémica concursante de ‘La Casa Fuerte’. «»Ella es la que tiene que contar el motivo por el que después de un encuentro he estado 12 años sin hablar con ella», ha comentado Joaquín Prat. El periodista ha sido preguntado por el motivo por el que se distanciaron, pero ha preferido esperar a que sea ella quien dé la cara frente a las cámaras: «Yo sé lo que pasó, lo único que quiero es que sea ella la que se lo cuente a los espectadores. A mí me parece una buena chica y yo no le guardo ningún rencor».

En ese momento, Alessandro Lequio le ha interrumpido para desvelar a qué cree que se refería Joaquín Prat: «Llamó a fotógrafos para que hiciesen fotos de la cita». Precisamente, sobre ello fue preguntada por Carlota Corredera la propia Yola en ‘Sálvame’ este lunes. «¿Le tendiste una trampa a mi compañero adorado Joaquín Prat?», dijo la gallega a lo que Yola respondió: «Le debo todo, creo que tengo que decírselo directamente a él y que sea el primero que lo sepa». Ni una palabra más sobre esta incógnita de la que muchos espectadores permanecen pendientes. Eso sí, el encuentro de ambos ante las cámaras promete, pues Berrocal tiene la única intención de ser completamente sincera: «Voy a contar toda la verdad, me voy a sentar con él y lo voy a decir todo».

Ambos tuvieron un romance, pero tras unas fotografías de Joaquín y ella en las que se besaban apasionadamente, algunos rumores señalaron a Yola como la persona que había citado a un paparazzi para que, a escondidas, les tomara algunas imágenes que tiempo más tarde vieron la luz. «Era mi prototipo de hombre para tener una relación. Lo pasé mal cuando se terminó la cosa», dijo afligida Yola. Una amistad que llegó a su fin hace más de una década y de la que ahora conoceremos más detalles sobre su ‘ruptura’.

Aunque ahora se respira cierta tensión, lo cierto es que Joaquín Prat ha defendido a una de las dos ganadoras de ‘La Casa Fuerte’ durante el programa. Gestos que ella ha agradecido y por los que quizás se atreva a contar toda la intrahistoria que se esconde tras su distanciamiento.

SEMANA conoce la verdad de las fotografías

Joaquín Prat no quiere hablar más de la cuenta, pero lejos de pensar que esconde algo o que se siente incómodo con la revelación de su romance con Yola Berrocal, parece que su silencio encierra mucho más. Al presentador se le ve divertido cuando se habla de esta situación y es que lo que calla es una encerrona a la que su examiga deberá hacer frente si realmente quiere poner su relación pasada sobre el tapete. Estas fotografías a las que hacíamos alusión al principio del artículo fueron publicadas en el kiosco rosa hace ya más de una década atrás. Lo que sucede en ellas no avergüenza a sus protagonistas, pero quizá lo que no gustó tanto al presentador es cómo fueron captadas estas instantáneas.

SEMANA puede confirmar que los paparazzi que captaron estas tórridas escenas de pasión en un parque no andaban tras la pista de su incipiente (y truncado) romance. Fue una llamada la que les informó de quién, dónde y cómo se encontraría a la pareja dedicándose risas, confidencias, besos, abrazos y otros arrebatos de pasión. La sospecha de Joaquín Prat es que fue Yola Berrocal quien avisó a los fotógrafos para así ofrecer el material a una revista. Este movimiento maestro de la polemista quizá fue lo que puso punto y final a su incipiente relación con Joaquín Prat. La suya podría haber sido una bonita historia de amor que perduraría en el tiempo y rompería todas las barreras, pero esto es ya tan solo una suposición, dado que las tretas de la joven Yola para perpetuar su presencia en los medios provocaron la espantada de su amado.