Isabel Sartorius y Cesar Alierta han roto su relación, una historia de amor que comenzó en el año 2017 y cuyo final ya ha llegado.


César Alierta reapareció hace algunas semanas en una reunión en la que estuvo presente doña Letizia. Entonces, supimos cómo se encontraba el expresidente de Telefónica tras estar en coma inducido, un problema de salud que pudo superar y del que meses más tarde se ha recuperado. Lo que ha sido una incógnita hasta ahora era cómo estaba su corazón, el cual estaba ocupado por Isabel Sartorius. Ambos tenían una bonita historia de amor que finalmente ha terminado, ya no están juntos y han tomado caminos por separado. Fue hace algunos meses cuando decidieron poner punto y final a su relación sentimental, pues estaban estancados.

Isabel Sartorius
Gtres

Lo suyo comenzó como una amistad, pero en el año 2017 dieron un paso más y se transformaron en una pareja que ahora ha hecho aguas. Así lo asegura Informalia, que revela que el empresario no quiere saber nada de ella. La diferencia de edad, 20 años, no ha sido un problema en su día a día y cada vez que podían se prodigaban bonitas palabras al otro. Isabel Sartorius decía que era un hombre maravilloso hasta convertirse en casi uno. Eran inseparables, ambos habían rehecho su vida, sin embargo, ya no hay futuro en común.

Cesar Alierta
Gtres

Quién sabe si los problemas de salud que César Alierta, quien fue ingresado el pasado verano, han supuesto un antes y un después entre ellos. El ejecutivo ya está recuperado, eso sí, vuelve a estar soltero y sin Isabel Sartorius en su vida, al menos, como pareja. Para él este verano ha sido decisivo, ya que sufrió dos infartos por los que su vida pendió de un hilo. Afortunadamente y tras más de dos meses ingresado, Alierta recibió el alta hospitalaria y se centró en su recuperación en su casa de La Florida, donde estuvo al lado de los suyos.

La que fuera novia del Rey Felipe durante su juventud y César Alierta se conocieron durante un viaje a Nigeria, donde los dos acudieron como voluntarios. Con una gran complicidad, esta pareja ha vivido su amor con gran discreción y ha vivido altibajos en los que, a pesar de todo, se habían demostrado que podían contar con el otro. Cuando César Alierta sufrió el infarto a su lado estuvo Isabel, demostrándole así que se podía apoyar en ella y que pasara lo que pasara ella estaría ahí.

Gtres

Para él el año 2015 fue especialmente duro: perdió a su mujer, Cristina Placer. Permaneció ingresada por una enfermedad pulmonar, un durísimo varapalo que para él fue muy difícil. El matrimonio estaba muy unido hasta que la vida les separó para siempre, siendo años después cuando César Alierta le dio una segunda oportunidad al amor, un amor que no ha sido suficiente para seguir juntos. El confinamiento lo pasaron separados. De hecho, Isabel lo pasó en una finca familiar de más de 500 hectáreas que a ella le sirvió como refugio y en el que ha vivido algunos de los recuerdos más bonitos. Se desconoce si durante el encierro tuvieron contacto por WhatsApp, cabe señalar que el millonario empresario no tiene esta aplicación, tampoco redes sociales. «El único ser libre soy yo, porque tengo este teléfono y ni Google ni Apple ni Facebook saben de mi vida», dijo hace algún tiempo.