Isabel Preysler estaba encantada de dar alguna pincelada sobre cómo está llevando Ana Boyer su segundo embarazo, pero al oír hablar de Esther Doña todo cambia


Este miércoles, Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa tenían una importante cita con el Rey Felipe en el acto de apertura del curso académico de las Reales Academias. Un acto solemne en el que la socialité no tuvo reparos en atender a los medios, especialmente cuando tiene temas tan felices que tratar como es la llegada de un nuevo miembro a su familia. Ana Boyer está embarazada de su segundo hijo, fruto de su matrimonio con Fernando Verdasco, y la orgullosa abuela, Isabel Preysler, no ha dudado en desvelar cómo está llevando su hija este segundo embarazo en tiempos de coronavirus. Unas circunstancias extraordinarias que añaden más incertidumbre al proceso, pero que están viviendo con una gran ilusión.

 

Eso sí, a Isabel Preysler pronto se le acabó el buen rollo y la sonrisa en su entrevista a pie de calle con los reporteros de ‘Europa Press’, porque nada más oír el nombre de Esther Doña y la polémica que ahora le relaciona con su hija Tamara Falcó, la socialité se tensa y cambia de actitud. Parece que no está siendo fácil para ella digerir la controversia generada por las declaraciones que tanto su hija como la viuda del marqués de Griñón se han lanzado en público.

Tamara Falcó aseguró a SEMANA que no tenía comunicación alguna con Esther Doña casi desde que se casó con su padre, mientras que la exmodelo mantiene su enfado y subraya que Falcó no le ha dado el pésame por la muerte de su marido. La tensión se masca en el ambiente e Isabel Preysler no es ajena a ello, de ahí su reacción al ser preguntada sobre esta delicada cuestión que mantiene a su hija en medio de un huracán mediático.