Irene Rosales ha compartido con sus seguidores la drástica decisión que ha tomado en lo que respecta a su futuro con Kiko Rivera.


Irene Rosales ha vivido esta semana uno de los momentos más bonitos de su vida. La esposa de Kiko Rivera ha conocido a su nueva sobrina, Teresa, la hija de su hermana Vanessa, quien, por cierto, vino al mundo este miércoles, tal y como ella anunció. Tanto Irene como el resto de su familia estaban deseando abrazarla, siendo justo este primer contacto el que le ha servido para reflexionar y abrirse ante sus seguidores. Sus padres, quienes fallecieron solo hace unos meses, ya no podrán cuidar de su nieta y eso apena a la sevillana enormemente, pero este no es el único sentimiento que ha querido compartir. En una reflexión que ha hecho pública en sus redes sociales, Irene Rosales ha comunicado la decisión que ha tomado. Una determinación que marcará también su futuro con Kiko.

Irene Rosales
Redes sociales

Ambos son padres de dos niñas en común, no obstante, no se lanzarán de nuevo a la paternidad. Según ha explicado Irene en su perfil, tiene claro que no se plantean volver a ser padres, sino que se han plantado y no ampliarán la familia. «Tengo bastante claro que no volveré a ser mami, tengo dos niñas preciosas y un príncipe bellísimo. Ahora quiero disfrutar de mí, de la vida y de cada momento junto a ellos, pero jamás imagine que en el momento que más lo necesitaba ha llegado un angelito muy especial para mí. La pérdida de mis padres ha sido el mayor golpe que me ha dado la vida, me siento incompleta y vacía, a medida que va pasando el tiempo duele más, pero no queda otra que hacerme a ello. Lo único que he aprendido de este golpe tan duro es que hay que vivir la vida y disfrutarla porque solo hay una«, dice Irene en el universo 2.0. Tras el varapalo que supuso para ella el fallecimiento de sus progenitores, la hispalense ha aprendido a valorar cada detalle del día a día, un aprendizaje que no le ha resultado nada fácil, pues echa a los dos profundamente de menos.

Irene Rosales
Redes sociales

Si bien Irene sentía que su vida estaba incompleta sin ellos, ahora Irene vuelve a sentirse bien con el nacimiento de este bebé que tantas alegrías está trayendo a su círculo. Sigue recordando a sus padres y sabe lo que disfrutarían de Teresa, pero está convencida que desde el cielo ella cuida de todos ellos. Rota y feliz a partes iguales, Irene  ahora intentará mirar hacia el futuro con mucho más optimismo que hace algunos días y es que la llegada este bebé es un soplo de aire fresco para todos ellos. «Esta pequeña princesa de nombre Teresa ha hecho que mi alma vuelva a estar entera, porque ha venido a llenarnos de alegría. Tengo una pena enorme de que mi madre no pueda disfrutar de ella, ya que se ha desvivido por sus 5 nietos más que nadie. Así que mami, sé que protegerás y cuidarás a Teresa desde el cielo y eso me deja muy tranquila. Te echamos tanto de menos que duele. ¡Te amo con locura abuela Teresa!», finaliza Irene en su texto.