El actor ha criticado con dureza a los «descerebrados» que insultaron a Sara Sálamo en las redes sociales: «Vivimos en un país muy machista».


Esta noche, Luis Tosar ha ido a divertirse a ‘El Hormiguero 3.0’. El actor presentaba su último trabajo audiovisual, ‘Los Favoritos de Midas’, que se estrenará en ‘Netflix’. Nada más sentarse en la mesa de Pablo Motos, ha pedido unos minutos para dar un importante mensaje. «¿Puedo decir una cosa antes de empezar?», pedía al presentador.

Tosar se dirige a los «descerebrados» que criticaron a Sara Sálamo

«Es que estos días ha pasado una cosa con Sara Sálamo, supongo que os habéis enterado, que le han dado mucha caña por no se qué del rendimiento de Isco, poniendo cosas en las redes sociales», explicaba. «Entonces andan diciendo ‘oh, el fracaso de Isco, todo es culpa de Sara, zorra y cosas por el estilo. Entonces quería dirigirme a ellos un minutito para decirles que por favor, tío. Vivimos en un país muy machista, estos descerebrados, que les llega lo justo para no cagarse y mearse encima, por favor que se estén calladitos y que respeten a la gente. Ya tenéis una razón para tuitear».

El intérprete recordaba que prefiere vivir al margen de las plataformas sociales: «No tengo redes sociales, pero mi mujer sí, y me enteré de esta movida y me parece muy desagradable». Motos, por su parte, admitía: «No tengo Twitter, no sé entrar. Para estas cosas es mejor o saber. Se molesta por todo para llamar la atención».

@SaraSalamo

Poco después de que el gallego la defendiera de los ataques recibidos, Sara Sálamo ha agradecido a su colega sus palabras. «Luis Tosar es un referente para mí como profesional. Pero hoy, además, ha aprovechado su entrevista en El Hormiguero para hacer frente al machismo y mostrarme su apoyo… Y yo no le puedo estar más agradecida. Gracias Luis. #mashombrescomotú», escribía en su cuenta de Twitter.

Este fin de semana, Sara Sálamo era atacada con dureza en Twitter, donde numerosos usuarios la culpabilizaban del bajo rendimiento de su pareja, Isco Alarcón, en el terreno de juego. El pasado domingo, el futbolista no tuvo su mejor día en Mestalla, así que más de un internatuta se aventuró a lanzar durísimas palabras contra la actriz. Esta, indignada, compartía los mensajes recibidos y denunciaba el contenido de los mismos en Twitter. «En España no hay machismo», se lamentaba.

Otra polémica reciente de Sálamo con el mundo del toro

No es la primera vez que Sara Sálamo está en el centro de la polémica. El pasado mes de mayo se metía en un verdadero fregado tras comentar unas palabras de Cayetano Rivera, quien había pedido ayudas para la tauromaquia, ya que su sector era uno «de los más afectados tras la crisis sanitaria». En sus redes sociales, el diestro recalcaba: «El sector taurino está siendo y será uno de los más afectados por esta situación dramática que estamos viviendo y entendemos que al igual que otras industrias de la cultura será uno de los que más tarde en retomar su actividad profesional por las aglomeraciones de gente que conlleva nuestro espectáculo. Y es por eso que no podemos olvidarnos de las personas, de las familias que dependen tanto directa como indirectamente del mundo del toro para vivir de las ayudas que vamos a necesitar para reactivar nuestra actividad profesional». La canaria respondía a su post de manera contundente: «¡Subvencionado, titiriteros, rojos…! Ah, no… Toreros».

La actriz y su polémica con el diestro Miguel Abellán

Sus comentarios levantaron ampollas también con otro torero,Miguel Abellán, al que le escribió: «Eres el único torero con el que he hablado en mi vida cara a cara. Ambos fuimos respetuosos y tuvimos escucha mutua (veo que eso ya lo has perdido). Y me confesaste las perrerías que le hacéis al toro justo antes de soltarlo en la plaza. ¿Te acuerdas?». El matador le respondía: «Cuando la ignorancia es igual a tu arrogancia el resultado es un ser humano sin valores y sin empatía. Corren tiempos de abandonar padres y adoptar perros. Por cierto, ¿cuántos toros bravos habéis salvado del matadero tú y tu séquito animalista? Hipócrita».