La ‘influencer’ ha decidido ausentarse en un evento que le proporciona buenos ingresos económicos por un problema de salud mental. Laura Escanes quiere centrarse en recuperarse y volver con las pilas cargadas.


«Voy a estar desconectada de redes unas semanas. Muchas cosas en muy poco tiempo y no puedo fingir que soy fuerte siempre. Os quiero». Este es el mensaje rotundo que ha compartido hace unas horas Laura Escanes. La ‘influencer’ no está pasando por su mejor momento personal y ha decidido darse un tiempo para desconectar pilas. La razón podría ser los constantes ataques y las malvadas críticas que recibe cada día en Instagram, su medio de trabajo.

Pero el anuncio de que se retina de las redes por un tiempo no solo afectaría a sus más de 1,6 millones de seguidores, que dejarán de ver publicaciones de Laura Escanes. Y es que ha tenido que declinar algunos compromisos profesionales en los que su asistencia ya estaba confirmada. Es el caso de un evento en el que se le esperaba y al que finalmente no acudirá para recuperarse de este bache que atraviesa.

Laura Escanes ha decidido no acudir al TortillaLand, un acto entre ‘influencers’ creado por Ibai Llanos y que le supondría buenos ingresos económicos. Este evento va a tener lugar este próximo 15 de agosto. Sin embargo, Laura prefiere centrarse en su salud mental para volver con más fuerza que nunca, por lo que no la podremos ver en este evento.

Laura Escanes no acudirá a un evento en el que su asistencia estaba confirmada

© Redes sociales.

Sobre su ausencia en este evento se ha querido pronunciar ella misma. «Sobre el inicio de Tortilla. Desde el momento que me anunciaron y me invitaron ya os conté que tenía unos viajes en agosto y podría entrar en septiembre. Así que en principio nos vemos en septiembre. Y sí, es una oportunidad increíble, pero recordad (y me lo recuerdo a mí también) que lo más importante es la salud mental de cada uno. Me da igual las views, el alcance, o el momento que sea si yo no estoy bien. Cuídate para poder dar lo mejor de ti cuando estés preparado», explica dejando claro que su prioridad en este momento es otra.

Además, termina diciendo que ya está hablado con la organización del evento: «(Aclaro que todo esto ya lo saben desde la organización desde el minuto que me invitaron). Gracias otra vez por los mensajes y nos vemos pronto». Esto es lo que ha escrito en Twitter a modo de despedida, centrada en recuperarse lo antes posible y volver.

El hecho de que haya escrito que quiere centrarse en su salud mental nos ha recordado a las palabras de la gimnasta olímpica estadounidense Simone Biles, que durante los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 decidía abandonar una de las categorías para centrarse en su salud mental: «Después de la actuación que hice no quería seguir. Tengo que centrarme en mi salud mental. Creo que la salud mental está más presente en el deporte ahora mismo», explicaba. Parece que Laura Escanes se siente ahora así y que contará con ayuda profesional para superar este bache.

Un mensaje de despedida tras unos rotundos ataques

© Redes sociales.

El mensaje de despedida lo compartía unos minutos después de haber hecho una ronda de preguntas y respuestas en Instagram. Y entre todos los mensajes que recibió, Laura Escanes tuvo que lidiar una vez más con ataques repetidos. Tienen que ver con las dudas de muchos de sus seguidores de mantener una relación con Risto Mejide. Sin embargo, algunos de ellos han sido especialmente duros.

«¿Qué se siente al ser la sugar baby de Risto?». Esta ha sido la pregunta que ha recibido. Laura Escanes, harta ya de lo mismo, contestaba rotunda y con una peineta: «Después de seis años seguir con la misma bromita es ya cansino», contesta ella. Después, recibía otra que tampoco le hacía nada de gracia: «¿Cómo puedes estar con un tío tan mayor y raro? Porque te viene bien para tus operaciones y eso, ¿no?».